Regiones españolas se encierran para evitar confinamiento total

Una tras otra, numerosas regiones españolas están adoptando cierres perimetrales de su territorio en un intento de evitar un confinamiento como el adoptado en Francia.

Sin embargo, el esfuerzo puede resultar insuficiente. El domingo el gobierno español decretó un estado de alarma que permitió situar bajo toque de queda nocturno todo el territorio, excepto las islas Canarias, y que faculta a las autoridades regionales a impedir la entrada y salida de sus jurisdicciones sin motivo justificado.

La mayoría de las 17 regiones españoles, incluyendo Madrid, Cataluña o Andalucía, se acogieron a esta medida, que afecta tres cuartas partes de los 47 millones de pobladores. En algunos casos, como el País Vasco o las ciudades andaluzas de Sevilla y Granada, el cierre es a nivel municipal.

Esta medida debe alargarse dos semanas en casi todos los casos, si bien los dirigentes conservadores de Madrid, reacios a tomar restricciones, lo aplicarán únicamente durante los dos próximos fines de semana, que se juntan con dos lunes festivos.

El impacto de estas restricciones no se verá «antes de 7, 8 días», advirtió en rueda de prensa el epidemiólogo en jefe del Ministerio de Sanidad, Fernando Simón, quien admitió que los datos de España son «malos». Es un último esfuerzo «para intentar evitar el confinamiento domiciliario.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat