PURA VIDA¿Qué es el agua micelar y para qué sirve?

El agua micelar ha ganado bastante importancia en las rutinas de skincare en los últimos tiempos. Su uso como limpiador de la superficie cutánea facial ha aumentado, así como también las ventas de los productos que la contienen.

Mucho se nombra al agua micelar en los cuidados de la piel, pero poco se sabe de sus beneficios y sus usos. Te contamos más respecto a ella y te explicamos para qué sirve con exactitud.

El agua micelar ha ganado bastante importancia en las rutinas de skincare en los últimos tiempos. Su uso como limpiador de la superficie cutánea facial ha aumentado, así como también las ventas de los productos que la contienen.

El éxito de este tipo de cosmético se encuentra en la eficiente limpieza que genera, sumado a la suavidad y tersura que deja en la piel. A continuación te contamos más detalles sobre el agua micelar.

¿Qué es el agua micelar?

El agua micelar, también llamada solución micelar, es uno de los productos destinados al cuidado y limpieza del rostro más populares. Se lo considera un dermofarmacéutico, ya que consiste en una formulación que se puede adquirir en las farmacias y que está destinada a la piel.

Su fórmula incluye tensioactivos suaves que generan micelas. Esta es una denominación para una forma química que se basa en la unión de moléculas a través de sus extremos repelentes al agua.

Las micelas tienen como función contribuir con el contacto entre la superficie de la piel y la suciedad. Luego, a través de la conjunción con el agua, se eliminan las impurezas hidrosolubles y liposolubles.

Además de los tensioactivos, este tipo de productos contienen una diversidad de componentes agregados, como hidratantes, astringentes o emolientes. Estas sustancias les brindan otras propiedades y los posicionan como un cosmético completo.

¿Para qué se usa el agua micelar?

El agua micelar no solo es suave, sino también muy eficaz para eliminar la suciedad, el maquillaje y la grasa. A su vez, ayuda a limpiar los poros mientras se tonifica la piel.

Es un producto que no contiene alcohol y ayuda a promover la hidratación cutánea mientras disminuye la irritación y la inflamación. De esta manera, la piel se mantiene suave, flexible y tersa.

Este tipo de cosméticos se suelen comercializar en relación al tipo de piel en el que se los va a emplear. Existen aguas micelares para las diferentes variantes de cutis, que pueden clasificarse como normales o eudérmicas, secas o grasas, envejecidas, mixtas o deshidratadas.

¿Cómo usarla en la rutina diaria?

La adecuada higiene y cuidado de la piel se basa en la aplicación de una rutina diaria en la que se utilizan diferentes productos. Lo ideal es realizar una rutina de limpieza al menos dos veces al día.

Esto sería a primera hora para limpiar la piel de las células que se desprendieron durante la descamación nocturna y la grasitud generada durante el sueño. Al final del día es otro buen momento para implementar este tipo de cuidados con el fin de desmaquillar y eliminar la suciedad que se ha acumulado en el transcurso de la jornada.

De más está decir que el paso esencial es reconocer el tipo de piel que uno tiene para poder elegir el agua micelar adecuada. Ante la confusión, no está mal efectuar una consulta dermatológica para caracterizar la composición dérmica.

 

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat