Proteína podría impedir la acción infecciosa del nuevo coronavirus

Una proteína producida por el sistema inmunitario humano puede bloquear potentemente la acción infecciosa de varios coronavirus, incluido el que está detrás de la pandemia actual de COVID-19.

0 3.085

Así lo ha determinado un equipo internacional de investigadores. Estos científicos han comprobado, en experimentos con ratones, que la proteína LY6E sabotea la capacidad del coronavirus para iniciar la infección. El hallazgo podría conducir a tratamientos para la enfermedad.

En los experimentos, los ratones que carecían de Ly6e (la versión del gen propia del ratón) eran altamente susceptibles a un coronavirus de ratón que en general no es letal.

«Sorprendentemente, este potente efecto inhibidor se trasladó a todos los coronavirus que probamos, incluidos los responsables de la epidemia de coronavirus del síndrome respiratorio agudo severo (SARS-CoV) en 2003, el coronavirus del síndrome respiratorio del Oriente Medio (MERS) en 2012 y el recientemente surgido SARS-CoV-2, el agente causal de la COVID-19», explica John Schoggins, profesor de microbiología en el Centro Médico del Sudoeste, dependiente de la Universidad de Texas (Estados Unidos), y coautor de la investigación.

El equipo había trabajado durante casi dos años en su estudio antes del inicio de la pandemia actual generada por el SARS-CoV-2. Cuando el patógeno que causa la COVID-19 comenzó a llamar la atención del mundo en enero, estos científicos ya habían descubierto que la proteína LY6E frena la acción de otros coronavirus, los implicados en el SARS y el MERS.

En las células renales de primates, que se utilizan con frecuencia como modelos en la investigación de coronavirus, los investigadores determinaron que la LY6E bloquea la capacidad del virus para fusionarse con las células atacadas. Si el virus no puede fusionarse con esas células, es incapaz de iniciar la infección. Volker Thiel, uno de los principales expertos mundiales en biología de coronavirus, pudo obtener una muestra de COVID-19 humano de la pandemia actual y encabezó los esfuerzos para determinar si la LY6E también bloquea la fusión del virus COVID-19, descubriendo que sí lo hace.

Mientras tanto, Katrina Mar realizó experimentos en un modelo de ratón en los cuales la exposición al coronavirus murino mostró que la Ly6e es fundamental para proteger las células inmunitarias de la infección. En ausencia de Ly6e, las células inmunitarias, incluyendo por ejemplo las células dendríticas y las células B, se vuelven más susceptibles a la infección y su cantidad disminuye drásticamente. Esto dificulta que el sistema inmunitario combata la infección, lo que empeora la enfermedad.

Schoggins subraya, sin embargo, que el coronavirus de ratón utilizado en ese experimento es muy diferente del coronavirus culpable de la pandemia actual. Una diferencia importante es que en vez de provocar una enfermedad respiratoria, el coronavirus de ratón que estudiaron infecta el hígado y causa hepatitis. Otra diferencia destacable es que el coronavirus del ratón no suele ser letal, aunque para los ratones que carecen de Ly6e, resulta mortal.

Los investigadores argumentan que se han preparado con éxito bloqueadores de fusión antivirales para atacar al virus VIH-1 y que un enfoque terapéutico que imite el mecanismo de acción de la LY6E podría proporcionar una primera línea de defensa contra las nuevas infecciones por coronavirus.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.