Primero Cuidarnos

Son tiempos que ninguno de nosotros/as quisiéramos vivir, pero lo cierto es que el nivel de contagios ha tenido un crecimiento exponencial, y eso nos obliga a cuidarnos y a cuidar al resto.

Hasta ahora la forma que hemos encontrado de cuidarnos, es con distanciamiento físico, uso de tapaboca, limpieza de manos con jabón o alcohol en gel, y tratar de estar dentro de una burbuja. La vacunación está en curso, pero requiere un tiempo para que cumpla su objetivo.

¿Esto quiere decir dejar de hacer nuestras tareas? Por supuesto que no, pero hacerlas extremando el cuidado, teniendo las reuniones a través de las plataformas virtuales, las que son imprescindibles realizar presencialmente, hacerlas en espacios abiertos.

Nunca dejar de usar el tapaboca si estamos juntando firmas, y si es posible, al tapaboca agregarle una máscara transparente, que es lo recomendado.

Lo que nos han dicho los científicos es que el compañero/a que recoge las firmas tiene que extremar los cuidados, porque se va a cruzar con decenas de personas en un rato.

Si queremos realizar nuestras tareas, no nos podemos enfermar, de forma tal que nuestras brigadas tienen que guardar distancia entre militantes.

En el ramblazo nos separamos en grupos de a dos e hicimos varios kilómetros sin propiciar ninguna aglomeración, tuvimos que suspender el espectáculo artístico y cambiar de táctica.

Estamos en un momento complejo y tenemos que cuidarnos al máximo y garantizar la continuidad de nuestro trabajo.

Entonces sin ninguna investidura, invito a mis compañeras/os a tomar todas las precauciones posibles, a estar el mayor tiempo posible en nuestras casas, dentro de nuestras burbujas.

No podemos seguir como si nada sucediera, muy por el contrario hay que cambiar la táctica, sin perder de vista nuestros objetivos.

Son momentos complejos los que nos tocan vivir y hay que asumir que tenemos que aumentar al máximo nuestros cuidados.

En ese sentido he decidido personalmente suspender la gira que teníamos prevista en el interior del país.

Somos conscientes de que tenemos poco tiempo para recolectar las 700 mil firmas, nos preparamos para hacerlo dentro de una pandemia y eso implica un trabajo capilar muy profundo, que va a atravesar distintos momentos de empuje del virus y este es particularmente delicado.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat