Primer ministro armenio denuncia intento de golpe de Estado militar

El primer ministro señaló que ha propuesto a la oposición, que exige su dimisión desde hace tres meses tras perder Armenia contra Azerbaiyán la guerra de Nagorno Karabaj, convocar elecciones anticipadas en el país, pero esta opción fue rechazada.

Nikol Pashinián, primer ministro armenio, denunció un intento de «golpe militar» tras exigir el Estado Mayor del Ejército su dimisión, en lo que se ha convertido en el punto más álgido de la crisis que estalló en el país tras la derrota de Armenia hace tres meses en la guerra de Nagorno Karabaj, según Infobae. «A mí me ha elegido el pueblo y es el pueblo el que debe decidir sobre mi dimisión», dijo Pashinián al intervenir ante sus seguidores en la plaza de la República de Ereván.

«Califico la declaración del Estado Mayor como un intento de golpe militar. Convoco a todos nuestros seguidores a la Plaza de la República ahora mismo. Pronto me dirigiré a la nación en una transmisión en vivo», escribió Pashinián en Facebook. El frágil equilibrio entre el Gobierno y las Fuerzas Armadas armenias se rompió debido a las críticas del primer ministro a las supuestas deficiencias de los misiles tácticos de fabricación rusa Iskander durante la guerra con Azerbaiyán en el territorio separatista de Nagorno Karabaj, que acabó con más de 4.000 muertos en el lado armenio.

Pashinián también despidió al jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas del país, coronel general Onik Gasparián, después de que el organismo exigiera su dimisión, según Sputnik. «Estamos en una situación difícil, ayer y hoy tomé la decisión de destituir al primer subjefe del Estado Mayor [Tigrán Jachatrián] y al jefe del Estado Mayor», dijo Pashinián en una transmisión en vivo en Facebook.

Además, Pashinián, al reunirse con sus partidarios en la Plaza de la República en el centro de Ereván, calificó de tensa la situación que vive el país después de que la cúpula militar exigiera su renuncia. «La situación es tensa, siempre hay peligro de enfrentamientos», dijo Pashinián. Sin embargo, Pashinián señaló que la situación en el país está controlada y que no hay «enemigos dentro de Armenia» sino que existen problemas que deben ser solucionados. En este contexto el primer ministro añadió que el Estado Mayor General de las Fuerzas Armadas tomó una decisión emocional al exigir su renuncia.

El primer ministro señaló que ha propuesto a la oposición, que exige su dimisión desde hace tres meses tras perder Armenia contra Azerbaiyán la guerra de Nagorno Karabaj, convocar elecciones anticipadas en el país, pero esta opción fue rechazada por sus detractores, según Últimas Noticias. «No quieren que elija el pueblo, quieren que lo hagan las 17 fuerzas (opositoras) y las élites», aseveró, aupado en la tribuna por un grupo de colaboradores.

Pashinián insistió en que los cambios en Armenia deben efectuarse solo a través de elecciones y llamó a la oposición, reunida en esos instantes en un acto de protesta en otra plaza céntrica de Ereván, a cesar las acciones de desobediencia y acceder a un diálogo. «Estoy dispuesto a llevar consultas incluso con las fuerzas más radicales», aseguró. El subjefe del Estado Mayor armenio, Tigrán Jachatrián, llamó «poco serias» las palabras del jefe del Gobierno, en el poder desde la revolución pacífica de 2018, una declaración que le costó el cargo y generó gran molestar entre otros altos mandos del Ejército.

Ayer más de 40 dirigentes castrenses firmaron una declaración en la que exigieron la dimisión de Pashinián y de todo el Gobierno, algo que no habían hecho aún desde que el mandatario armenio firmara en noviembre un alto el fuego con Bakú que puso fin a la guerra de 44 días en el Karabaj.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat