"Interés en mostrar su alianza con Trump" y para alinear su política a la estadounidense, dicen medios localesPresidente Jair Bolsonaro visita a su par Donald Trump

1 47

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, inició ayer una gira por Estados Unidos, donde se reunirá hoy con su homólogo estadounidense, Donald Trump.

La visita de Bolsonaro es considerada en medios políticos y de prensa como «un interés en mostrar su alianza populista con Trump» y para alinear su política a la estadounidense.

Por ejemplo, el diario británico The Guardian señala que el brasileño comparte algunos de los hábitos de Trump: está activo en Twitter y también descarta la cobertura negativa de los medios como «noticias falsas», precisa.

Señala el rotativo que el militar retirado es conocido por hacer comentarios ofensivos sobre las mujeres, las personas negras y la comunidad LGBTI, algo en lo que emula con su anfitrión.

Desde antes de su llegada al poder el mandatario brasileño era bien visto por la Casa Blanca, e incluso el consejero de Seguridad Nacional, John Bolton, elogió sus «ideas afines» con Washington.

Por otra parte, en un discurso en noviembre de 2018 sobre la política de Estados Unidos hacia América Latina, Bolton dijo que el visitante podría ser un socio en la lucha contra los líderes izquierdistas que presuntamente siembran inestabilidad en la región.

Bolsonaro, cuya campaña presidencial estuvo marcada por los comentarios abiertamente racistas, sexistas y homofóbicos que hizo, también recibió felicitaciones de su anfitrión de mañana.

Cita The Guardian declaraciones de un portavoz de Bolsonaro, quien acentuó que la gira mostraba la prioridad que tiene para construir una asociación sólida con Estados Unidos, mientras que Bolton calificó el viaje de una «oportunidad histórica».

Se espera que además del acercamiento, ambos gobernantes firmen un acuerdo de tecnología para utilizar una base satelital brasileña infrautilizada, algo que Washington no logró con gobiernos de izquierda, que evitaron entonces una intromisión en sus asuntos internos.

Según dijo Bolton a la televisora Globo, de la nación sudamericana, «estoy entusiasmado de poder asociarse en una serie de temas», entre estos la situación en Venezuela, donde la Casa Blanca busca tener en Brasil una pieza clave para una intervención militar.

En ese sentido, en 2018 se efectuaron maniobras en la región del Amazonas, para ensayar una presunta «intervención internacional» con fines humanitarios.

La visita marca la primera a Estados Unidos por un presidente brasileño desde que Dilma Rousseff lo hizo en 2015 en un entorno en el cual influían acusaciones por el espionaje de los norteamericanos contra Brasil.

En esta visita también destacan algunos gestos del Gobierno de Brasilia como la promesa de Bolsonaro de trasladar su embajada en Israel de Tel Aviv a Jerusalén, aunque las relaciones con China serán un aspecto espinoso para el visitante, dado su comercio con ese país y la guerra comercial que enfrenta a Washington y Beijing.

Como un mal augurio para Bolsonaro este domingo centenas de brasileños y estadounidenses se congregaron frente a la Casa Blanca para protestar contra la visita oficial.

Los manifestantes alzaron carteles que rezaban: Bolsonaro asesino y Liberen a Lula, en alusión al expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, preso desde abril por supuestos actos de corrupción.

También podría gustarte
1 comentario
  1. Luigi dice
    merda Americana y o lixo brazuca se juntan van a caer como higo podrido mal paridos.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.