Preocupación por nuevos asentamientos de Israel en Cisjordania

Israel construirá casi cinco mil nuevas viviendas en territorio ocupado de Cisjordania.

El gobierno israelí anunció la construcción de 4.900 nuevas viviendas en territorio ocupado de Cisjordania y países europeos expresaron su preocupación, porque entienden que la expansión de los asentamientos viola el derecho internacional.

España, Alemania, Francia, Italia y Reino Unido son los países que consideran que «pone todavía más en peligro la viabilidad de la solución de dos estados para lograr una paz justa y duradera en el conflicto israelo-palestino».

«Pedimos que se ponga fin inmediatamente a la construcción de las colonias, como también a las expulsiones forzadas y la demolición de infraestructuras palestinas en Jerusalén Este y en Cisjordania», reclamaron los ministros de Relaciones Exteriores europeos.

El comunicado de España solicita la plena aplicación de la resolución 2334 del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas con todas sus disposiciones y no reconoce «ningún cambio en las fronteras del 4 de junio de 1967, incluidas las de Jerusalén, a menos que se acuerde entre las partes».

Palestina días atrás había pedido a la comunidad internacional presión para que se detuviera la construcción. La voceradel presidente palestino, Nabil Abu Rudeineh, dijo que «la decisión israelí viola todas las resoluciones legítima internacionales» y que el territorio «no gozará de estabilidad si no se detienen las violaciones israelíes contra los palestinos».

¿Qué son los asentamientos?

Es una herramienta israelí que surgió luego de finalizada la Guerra de los Seis Días en 1967. Desde su victoria, Israel ha utilizado los asentamientos en territorio ocupado como una forma de ordenamiento territorial. El gobierno promociona la vida en estas colonias otorgando subsidios a quienes deciden instalarse allí.

Existen asentamientos en Cisjordania, Jerusalén Oriental y los Altos del Golán, en la frontera con Siria. Se estima que más de 600 mil israelíes viven en casi 140 asentamientos desde la ocupación de 1967.

En Cisjordania las áreas ocupadas por estas colonias correponde a un 2% del territorio. Hay quienes aseguran que no solo son zonas residenciales, sino que también son puntos estratégicos altamente militarizados.

Esta cuestión es un punto clave a la hora de las negocaciones entre palestinos e israelitas. Los primeros entienden que quiebran el territorio y vuelven imposible la opción de un Estado palestino y exigen a Israel congelar su política de asentamientos como una condición para retormar el diálogo de paz.

La postura de Estados Unidos

Estados Unidos mantuvo en su historia la misma postura que los países europeos al entender que los asentamientos violan el derecho internacional. Sin embargo, siempre protegió en las Naciones Unidas en las resoluciones condenatorias sobre el tema y en los últimos años ha cambiado su posición.

Barack Obama, en 2016, se abstuvo en una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU que instaba a poner fin a estos. En 2018, Donald Trump reconoció a Jerusalén como capital de Israel y mudó la embajada de Tel Aviv para allí.

En 2019 Mike Pompeo, secretario de Estado, comunicó que EE.UU dejaba de considerarlos ilegales y que «calificar el establecimiento de asentamientos civiles como inconsistentes con el derecho internacional no ha avanzado la causa de la paz».

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat