Por sexta noche consecutiva siguieron las manifestaciones en defensa del rapero Pablo Hasél

Desde el martes pasado, las calles de la ciudad española se convirtieron en escenario de fuertes enfrentamientos entre manifestantes y agentes de la policía, con barricadas, contenedores en llamas y múltiples destrozos.

Ayer tuvo lugar una manifestación pacífica en Barcelona, en defensa del encarcelado rapero Pablo Hasél. La concentración fue frente a la estación de tren de Sants, que estaba fuertemente resguardada por efectivos antidisturbios de la policía de Cataluña, los Mossos d’Esquadra. El cantante de rap Pablo Hasél, fue encarcelado para cumplir una condena por injurias a la Corona y enaltecimiento del terrorismo.

Desde el martes pasado, las calles de Barcelona son escenario de fuertes enfrentamientos entre manifestantes y agentes de la policía, con barricadas, contenedores en llamas y múltiples destrozos. El sábado, los incidentes incluyeron saqueos de tiendas de ropa y daños a edificios emblemáticos de Barcelona, como el Palacio de la Música. La detención del rapero avivó en España el debate sobre la libertad de expresión, y el partido Podemos se mostró partidario de defender las protestas.

Podemos presentó en el Congreso de los Diputados de España una petición de indulto ante el Ministerio de Justicia para el cantante Pablo Hasél. La petición, registrada por el presidente del grupo parlamentario Jaume Assens, recuerda la actual tramitación de una proposición de ley en el Congreso en defensa de la libertad de expresión, que deroga los delitos por los que Hasél fue encarcelado.

El escrito recuerda que permitir que el rapero permanezca en la cárcel «conlleva una pérdida de la eficacia de la Proposición de Ley en tramitación, que como decíamos, es fruto de un consenso social y político que pone de manifiesto la necesidad de que nadie sea condenado por sus opiniones», según dice textualmente y consigna Sputnik. El grupo parlamentario Unidas Podemos hace extensible esta petición de indulto hacia otro rapero condenado, Valtonyc, huido a Bélgica en la actualidad y condenado a tres años y medio por los mismos delitos que Hasél.

Jaume Asens escribió en su cuenta de Twitter que presentó la petición en coordinación con los abogados de los dos cantantes, para afirmar después que «merecemos una democracia sin raperos en prisión ni en el exilio». Se trata de la primera petición de indulto para Hasél, cuyo encarcelamiento ha reabierto el debate sobre los límites de la libertad de expresión, ha generado una ola de protestas y ha llevado al gobierno de coalición de izquierdas (PSOE-Podemos) a reformar los aspectos del Código Penal que han generado esta situación.

Enfrentamientos y choques entre manifestantes y policías se registraron en las ciudades españolas de Madrid y Barcelona en el segundo día consecutivo de protestas tras el controvertido encarcelamiento del rapero Pablo Hasél. Convocadas por redes sociales y sin autorización del Gobierno local, cientos de personas -en su mayoría con tapabocas por el coronavirus- se concentraron el miércoles pasado en la céntrica Puerta del Sol de Madrid bajo un fuerte dispositivo policial para exigir la libertad del artista.

Con pancartas en las que se leía «Secuestrado por Estado, ¡todos a la calle!» o «Basta ya de censura», la manifestación comenzó en un ambiente festivo al grito de consignas como «Libertad Pablo Hasél», mientras otras personas rapeaban con micrófonos y altavoces. Pero al caer la noche, agentes policiales reprimieron en varias ocasiones a un grupo de manifestantes que intentaba dirigirse hacia el Congreso, reportó el diario Público.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat