#OpiniónPor qué hay que votar al Frente Amplio

En numerosas ocasiones hemos publicado artículos fundamentando la necesidad de que el Frente Amplio llegue al cuarto gobierno.

3 565

Para seguir avanzando hacia el paradigma de la igualdad, para enfrentar las distintas formas de discriminación social, para otorgar nuevos derechos a los sectores sociales más vulnerables, para la defensa de los derechos humanos sin claudicaciones. Pero también para que no haya retrocesos en los logros alcanzados por el Frente Amplio, como podría ocurrir si llegaran a ganar los blancos.

En materia internacional los gobiernos frentistas han logrado diferenciarse claramente del resto de los países del continente, logrando la democracia plena junto con Canadá. Se le critica por la posición adoptada frente a la situación de Venezuela. Apoyamos plenamente al gobierno de Uruguay en sus decisiones sobre dicho caso.

Han sido posiciones muy dignas defendiendo definiciones básicas de Uruguay como los principios de autodeterminación y no intervención. Pronunciamientos por salidas pacíficas, por el diálogo junto a México y a la Unión Europea. No acompañando posiciones nefastas del secretario general de la OEA Luis Almagro e inclusive, retirándose del TIAR que intentan utilizarlo para una intervención armada. Las soluciones son muy difíciles, pero el diálogo es vital y sustancial y no se puede aceptar ningún tipo de acción armada.

Si ganara el Partido Nacional se daría un acercamiento a las posiciones de EEUU, con Trump o sin Trump. Integrarían el grupo de Lima bajo la égida de EEUU, creado con el objetivo exclusivo de derrocar al gobierno de Maduro. Aceptarían a Guaidó como presidente interino de Venezuela y se acercarían a las tristes posiciones internacionales de los actuales gobiernos de Argentina y Brasil. Es la dignidad de los gobiernos frentistas frente a la subordinación y dependencia del gobierno de Lacalle Pou, si llegara a ganar las elecciones nacionales.

En términos de economía internacional los gobiernos frentistas tienen una destacada actuación con informes muy favorables de los distintos organismos financieros internacionales. Han conseguido y mantenido el grado inversor lo que no es sencillo para un gobierno de izquierda. Más del 50% de la deuda está en moneda nacional, hay muy elevadas reservas internacionales y créditos contingentes de instituciones financieras internacionales si hubiera necesidad de utilizarlas. La imagen de Uruguay en el sistema financiero internacional es excelente. Nadie lo podría hace mejor.

En materia de derechos ciudadanos y derechos humanos los logros de los gobiernos frentistas son muy significativos y son un ejemplo en el campo internacional. La legalización del aborto es un logro muy relevante que los legisladores de los partidos tradicionales no votaron. Es además, uno de los tantos logros alcanzados para avanzar en la equidad de género, uno de los principios básicos de esta izquierda.

La legalización del uso de la marihuana es otra conquista que muchos países intentan alcanzar. Tampoco apoyada por los parlamentarios de los partidos tradicionales. El matrimonio igualitario otorga importantes derechos ciudadanos, como también la ley trans. Es muy importante que la izquierda siga con su cuarto gobierno consecutivo para que no haya retrocesos en estos importantes logros.

Los temas de la política internacional y de los derechos ciudadanos muestran grandes diferencias entre las posiciones programáticas y decisiones de los gobiernos frentistas y las posiciones que presentan la candidatura de Lacalle. Estamos tomando estos temas porque no estuvieron presentes en el debate entre los candidatos del Partido Nacional y del Frente Amplio. Pero son una nueva demostración de que hay dos modelos de país en pugna. Un modelo de país que da certidumbres porque lleva 15 años funcionando con mucho éxito en términos de crecimiento con inclusión social, con justicia social en la medida que ha mejorado sensiblemente las desigualdades sociales.

Dos indicadores muy nítidos y claros: los salarios reales crecieron más de 50% y la pobreza cayó de alrededor de 40% a 8%. El Frente Amplio es una coalición que da certezas por su funcionamiento unitario que es ejemplo para la izquierda mundial. La coalición de izquierda da certezas, en cambio la que llevaría adelante Lacalle genera permanentes incertidumbres. ¿Entraría la extrema derecha de Manini? ¿Se pondrán de acuerdo los distintos sectores de la oposición que se encuentra tan fragmentada? El modelo económico-social de la derecha se encuentra con enormes dificultades, sobre todo cuando se analiza la Unión Europea.

Los ajustes del FMI siguen generando desempleo y pobreza. Los actuales gobiernos de Argentina y Brasil han mostrado nítidamente los problemas de la derecha cuando llegan al gobierno. El neoliberalismo está en retroceso. Lacalle apoyó a Macri cuando triunfó en Argentina. Tenemos mucho terror a los retrocesos. Dos modelos de país distintos, dos coaliciones distintas. El FA tiene muchos éxitos para mostrar y da certezas, mientras, el Partido Nacional es todo incertidumbre.

También podría gustarte
3 Comentarios
  1. gab dice
    dejen de asustar a la gente 15 anios usando a la ignorancia de la gente para sacar ventajas ya es suficiente
  2. Víctor R. dice
    No. El partido nacional no es incertidumbre. ES CERTIDUMBRE DEL DESASTRE. Lo mismo que el colorado Talvi y el fascista Manini. Pero por suerte tenemos un pueblo que no es tan fácil de engañar. Las urnas lo van a demostrar.
  3. Tabare dice
    Martinez es el candidato mas serio y con experiencia , en la campaña por la Intendencia entre sus propuestas estaba la de bajar el boleto y a las 2 semanas de asumir lo bajo $4

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.