PN pidió postergar proyecto de debates obligatorios

Puede ser «inviable» que comiencen los debates este año, si no se aprueba el proyecto de ley lo antes posible.

3 1.719

Finalmente, ayer Diputados no aprobó el proyecto de ley sobre debates presidenciales obligatorios. En este caso, el Partido Nacional solicitó postergarlo una semana más para poder estudiarlo y la Comisión de Constitución y Códigos de la Cámara de Representantes lo aceptó.

La iniciativa presentada por el diputado Fernando Amado fue consensuada junto con la bancada del Frente Amplio (FA) y se espera que esté aprobada lo antes posible para que así pueda estar vigente a partir de las elecciones nacionales de octubre.

Para el diputado frenteamplista José Carlos Mahía se volvería «inviable» que se realicen los debates si no se sanciona ahora. Por su parte, Amado espera que la semana próxima se apruebe, así pasa a Cámara Alta con media sanción. «En los primeros días de agosto se aprueba en la comisión respectiva del Senado, y en el plenario del mismo. El compromiso asumido es que esto esté rigiendo para esta elección, y es de aplicación inmediata.

Está previsto en la redacción del proyecto de ley, por lo que en octubre vamos a tener debate, y en noviembre también», indicó a LA REPÚBLICA. «Hay un ánimo general de los integrantes de las diferentes fuerzas políticas de aprobar esta ley.

Todos han estado aportando a la redacción del proyecto de ley. Aspiro que el proyecto salga con votos de todos los partidos, que no quiere decir con unanimidad. Seguro haya en algunos partidos políticos gente que no esté de acuerdo. En algunos sectores no están de acuerdo con la obligatoriedad», expresó.

Si bien este proyecto se quiso presentar en 2015, el excolorado sostuvo que «la lógica del debate ha tenido la lógica de que si voy primero, no me debato con el segundo porque no me conviene. Eso sucedió con (Jorge) Batlle y (Tabaré) Vázquez en el 99, cuando Batlle no quiso debatir, porque sentía que era exponerse innecesariamente a un debate con Vázquez rumbo a la segunda vuelta.

Y luego lo hicieron todos los candidatos del FA con quienes fueron candidatos de la oposición. Yo sentí que era una obligación para un candidato a presidente el debatir». Asimismo, el líder de la nueva agrupación Unión de Izquierda Republicana (UNIR) añadió que «el debate será obligatorio y está pensado en un formato de bloques temáticos».

«La idea no es que cada uno vaya y diga lo que tiene escrito, y recite en cámara lo que ya le había preparado el comando, sino que sean debates de calidad, donde van a tener un moderador, que va a encargarse de la logística, dar la palabra, tomar los tiempos, llevar los destinos del debate, conducir el debate. Van a haber tres periodistas en una mesa, que serán seleccionados por la Asociación de Prensa del Uruguay (APU), a los efectos de que haya representación de todos los medios», enumeró.

«Esos periodistas tendrán que ir monitoreando todo el debate, y el desempeño de los candidatos. Y al final hay un debate obligatorio, que es un debate libre, donde los periodistas son protagonistas. Se habilitan las preguntas, las repreguntas, los contrastes, en los cuales los periodistas intercambian con los candidatos», agregó.

En cuanto a la cantidad de partidos que se presentarán en octubre (9), Amado dijo que «estuvo en discusión este tema sobre cómo hacer en octubre, porque en noviembre es fácil, es más mano a mano, son solo dos». Indicó que un debate tan «numeroso» es «complicado», por eso «se fue al sistema de debate mano a mano». «El criterio, o el ordenamiento del debate mano a mano, tiene que ver con los partidos que ya participaron en la elección del 2014; el resultado electoral que tuvieron ahí es el que ordena cómo son los cruces (el primero debate con el segundo, el tercero debate con el cuarto, etc.)», subrayó.

Tal como informó LA REPÚBLICA días atrás, los presidenciales que debatirán primero son Daniel Martínez y Luis Lacalle Pou. En esa misma línea, el candidato del Partido Colorado, Ernesto Talvi, hará lo propio con Pablo Mieres, debido a que ambas fuerzas políticas quedaron en la tercera y cuarta ubicación en las elecciones de 2014.

Entretanto, los candidatos Edgardo Novick por el Partido de la Gente y Guido Manini Ríos por Cabildo Abierto debatirán luego por no haber participado en las elecciones anteriores.

«La otra forma para ordenar el debate de los partidos que no participaron en la elección pasada es tomar como referencia la interna pasada. Los partidos que nunca participaron, y esta es su primera participación electoral, se ordenan en lo que fue la elección interna. En ese caso, el primero sería Cabildo Abierto, el segundo sería el Partido de la Gente, etc.». «Los medios públicos TNU y el sistema de medios nacionales son los encargados de la organización. Será en horario central, y en cadena nacional, tanto en octubre como en noviembre», agregó.

En relación al último debate que se llevó a cabo entre los precandidatos Carolina Cosse y Jorge Larrañaga por Todas las voces en Canal 4, Amado opinó que «el de Cosse-Larrañaga no se pareció a un debate, sino que se pareció más a una exposición individual de cada candidato, donde lo único que les importaba era hablarle al público. Por eso es que nosotros hacemos énfasis en la existencia de un bloque de la misma duración que los anteriores, que tome un protagonismo el periodismo especializado, a los efectos de que quienes no hayan ido con ánimos de debatir, lo hagan. Pero debatir como intercambio, no como pelea».

En tanto, añadió que «el bloque ‘libre’ tiene como objetivo que los periodistas se encarguen de centrar a los candidatos, por si estos evitaron la confrontación de proyectos, si evitaron la confrontación de ideas».

Sanciones

En cuanto a las sanciones que indica el proyecto de ley, el líder de UNIR dijo que «eso fue un tema de mucho tira y afloje en estos meses. Porque yo soy de los que sostienen que la sanción debe ser muy alta. Porque esto es un cambio cultural que precisamos hacer desde el punto de vista cívico y en el sistema político». «El cambio está en que los que hacemos política y aspiremos a competir en esas lides entendamos que es nuestro deber moral, político y cívico ir a un debate.

A poner nuestras ideas y debatirlas con otros que compiten por lo mismo. A cualquier candidato en otros países se le cae la cara antes de negarse a ir a un debate», declaró. Amado sostuvo que «es como renegar de lo que uno piensa o tener temor de ir a defender las ideas y el proyecto que piensa llevar adelante en el país si resulta electo. Pero el Uruguay sucede eso de la ‘viveza criolla’.

Y esa viveza es el hecho del cálculo electoral, no exponerse por las dudas ya que uno va primero, porque si no, puedo llegar a perjudicarme. Yo aspiro a que dentro de 10 años los candidatos ni se acuerden de que existe una ley de obligatoriedad. Que lo hagan instintivamente». «La sanción hoy es fuerte, porque el candidato que no vaya a debatir no recibe la contribución económica por los votos obtenidos en la elección de octubre», aseguró.

Por último, el diputado indicó que la intención con esta ley es que «pase como pasó con dos temas concretos que fueron, y son, políticas agresivas, en el sentido de alto impacto. Una fue la política del tabaco en Uruguay», concluyó.

Debates entre candidatos departamentales

A instancias del diputado Mahía también se incorporarán los debates entre candidatos a intendentes. Los debates en este caso serán a través de los medios departamentales, sostuvo el legislador. También pasará que los partidos o candidatos que se nieguen a debatir serán sancionados. Es así que no percibirán la contribución que reciben del Estado en función de los votos obtenidos en la elección anterior.

La designación pasará por cada partido y se deberá comunicar a la Junta Electoral correspondiente. Como puede haber hasta tres candidatos por lema, no se habla de «candidatos ganadores». En este caso, será por lo menos entre dos postulantes de dos partidos distintos. Según supo LA REPÚBLICA, la intención es que de cara a las elecciones departamentales al menos haya un debate como mínimo pese a la cantidad de candidatos.

¿Cuáles son los principales puntos de la ley, en caso de aprobarse?

– Encuentros «mano a mano» entre presidenciales
– Se toma como referencia el resultado de las elecciones anteriores (2014)
– Formato de bloques temáticos
– Los debates se transmitirán por cadena nacional en horario central

También podría gustarte
3 Comentarios
  1. Gaston lemos dice
    Si no quieren los debates es por que no tienen nada que argumentar .A mi por ejemplo me gustaría debatir con algún blanco o Colorado estaría se lo aseguro hasta el siglo 25 tengo tanto para decir que el Uruguay quedaría paralizado
    1. Pablo Carlos dice
      Foca boba
    2. Hector dice
      Si habra para decir mas de 182 anos de historia!! LA IGNORANTADA LOS LLAMA FOCAS………….DAN PENA CASI TODOS LOS URUGUAYOS…….BUENO NO CASI TODOS UN GRAN PORCENTAGE

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.