MEDIO AMBIENTEPlan de manejo del área protegida cuenca media del arroyo Solís Grande avanza

La comuna canaria encabeza un esfuerzo interinstitucional que busca cuidar un ecosistema, compuesto de fauna y flora agreste, y también la riqueza de las aguas.

La Comisión Administradora del Área de Protección Ambiental (APA) Solís Grande, el Gobierno de Canelones, municipios y la UdelaR participaron de una reunión de trabajo para continuar avanzando en el Plan de Manejo del Área de Protección Ambiental que forma parte del Sistema Departamental de Áreas de Protección Ambiental (Sdapa), informaron a LA REPÚBLICA desde la comuna canaria.

Esta área ingresó al Sdapa en el año 2018, año en que se crearon las medidas cautelares, la Comisión Administradora y se comenzó a elaborar el Plan de Manejo que se viene consolidando con distintas acciones en el territorio.

El Sdapa es una herramienta de gestión, orientado a proteger y conservar la biodiversidad relevante del departamento, así como promover el uso sustentable de los recursos naturales asociados presentes en el territorio.

Más de 4.500 hectáreas

Se trata de un área que abarca una superficie de 4.590 hectáreas aproximadamente, dominada por un paisaje agreste que combina los ambientes naturales característicos del arroyo Solís Grande y su entorno con usos productivos sustentables, donde quienes viven se sienten parte del ambiente.

El Plan de Manejo es un documento elaborado de forma participativa, que guía la gestión del área, estableciéndose objetivos y metas con información técnica. Este documento tiene como objetivo mantener el paisaje característico del entorno del arroyo Solís Grande, donde predomina el paisaje fluvial, humedales, playas y campo natural. Se trata de conservar los servicios ecosistémicos que sostienen la diversidad biológica, preservando, así, especies animales y vegetales características del área y sus sitios de hábitat y refugios.

La zona se destaca por contener 1600 hectáreas de campo natural de alto valor ecosistémico, cultural y paisajístico, a nivel local y global, bosques nativos, hábitat prioritario para 40 especies de flora y fauna, humedales, arroyos y cañadas que regulan la cantidad y la calidad del agua, así como una gran reserva de patrimonio cultural local, que comprende lo visual, lo sonoro, hábitos de vida y valores arqueológicos e históricos.

En este sentido, el Gobierno de Canelones, en conjunto con la sociedad civil y el Centro Universitario Regional Este (CURE) de la UdelaR, viene trabajando en algunas líneas de acción para continuar avanzando en el Plan de Manejo, que implica acciones de educación ambiental y comunicación, mejoras e innovación en las actividades económicas, control y vigilancia ambiental, puesta en valor del paisaje natural, fortalecimiento de la gobernanza y programa de monitoreo permanente.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat