PIT-CNT planea estrategia para revertir la situación ante la OIT

«No generará problemas con las inversiones», remarcó el dirigente sindical del PIT-CNT y de Fuecys

1 246

La noticia dada a conocer en las últimas horas en Suiza, en el marco de la Conferencia Anual de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), de que nuestro país será incluido en una lista negra de 24 naciones, tuvo repercusiones en todos los ámbitos.

LA REPÚBLICA se comunicó con el presidente de la Federación Uruguaya de Empleados del Comercio y Servicios (Fuecys), Favio Riverón, quien integra la delegación del PIT-CNT que se encuentra en la ciudad suiza, junto con el ministro de Trabajo, Ernesto Murro, otras autoridades de gobierno, y con las representantes de las cámaras empresariales.

El sindicalista lamentó lo ocurrido. «Se dio lo que presumíamos», acotó, aunque indicó que espera que el resultado final, tras las diferentes intervenciones, «sea diferente y se revierta esto».

Consultado sobre la primera impresión que tuvieron los trabajadores, Riverón manifestó que se sorprendieron. «Revisás la lista y no encuentras a Colombia, donde asesinan dirigentes sindicales todos los meses, o que te pongan en la misma lista que Brasil, que hizo una reforma laboral que hizo retroceder 70 años el país», enfatizó, y se preguntó «¿cuál es el parámetro?».

Recordó que la central obrera define a la negociación colectiva porque «es una profundización de la democracia, vamos a seguir defendiéndola».

Y fue más allá al añadir que «hay sectores empresariales que hoy están respaldando la queja ante la OIT que sabemos que en los momentos más oscuros del Uruguay donde se pararon. Esperamos que sean sinceros con los uruguayos y reconozcan que tipo de democracia quieren».

Minoría de ocupaciones

Con respecto a no entender lo que pasa, agregó, que según Naciones Unidas, Uruguay «va a ser el único país de Latinoamérica que va a cumplir con las metas 2030 de abatimiento de la pobreza, y eso se da entre otras cosas, porque ha logrado números de distribución de la riqueza que otros países no tuvieron, y entre lo que posibilitó esa distribución de la riqueza está la negociación colectiva».

En relación a las ocupaciones, que es uno de los puntos más cuestionados, el dirigente informó que «Uruguay tiene más de 200 mesas de negociación. La Dinatra dio a conocer que semanalmente se atienden varios conflictotes laborales. En ocupación terminan una minoría extremadamente pequeña. Y de ellas se dan en su mayoría cuando las empresas quiebran y dejan a los trabajadores ‘tirados’. Y ni hablar lo ridículo que plantean de negociar en forma obligatoria en ámbitos tripartitos cuando la ley uruguaya es muy clara al respecto. Hay experiencias de negociación bipartita de sobra y el gobierno no participa en ello. Hay libertad de negociar en los ámbitos que se quieran».

Acerca de la coordinación con el gobierno para revertir esta situación ante el plenario de la OIT que debatirá la situación de nuestro país, Riverón adelantó que «no hemos tenidos conversaciones aún. Sabemos que el gobierno viene moviéndose porque lo que sucedió se sabia iba a suceder. Tal vez en las próximas horas se de. Nosotros vamos a defender cuando nos toque hablar. El viernes se tratará el tema uruguayo en la conferencia».

Manejos políticos

Dentro de las posibles repercusiones de esta decisión, Riverón sostuvo que «no va a pasar nada con las inversiones. Desde hace unos años ya no venían, por lo que no va a haber una variación importante» e insistió «no generará problemas con las inversiones».

Puntualmente acerca de la más grande que se avecina, como es la de UPM, puntualizó que «no creo que UPM se fije en esa situación, ya que la empresa, una vez que inicia la obra y entre a funcionar la planta va a tener vinculación con el Sunca y la Untmra, y ninguno de los sindicatos manejan elementos de alarma como que le van a ocupar la obra o no. Por ese lado nada».

Agregó que «si es una medida que no deja bien parado al país internacionalmente».

Del manejo en la interna de la OIT, el sindicalista explicó que «el comité de Normas, que es donde está la lista, es un lugar donde la puja es claramente política, y no necesariamente atada a la situación de mejora de las condiciones de diálogo social en los países, y eso es claro, y no es atacar a la OIT. Uno está a los avatares y fuerzas que tienen cada una de las partes que se convocan a debatir en este ámbito. Las cámaras empresariales vienen a plantear esta queja al ámbito más democrático y más tripartito que existe en la faz de la tierra. Sin embargo plantean que en Uruguay debe darse el bipartito a como dé lugar. Eso es una contradicción bastante importante».

Felicitado porque venía de Uruguay

Narró que esta es su primera experiencia en la OIT. «Cuando entré y dije que era de Uruguay venían a felicitarme por la negociación colectiva, por los niveles de dialogo social que tenemos, por la forma que el país ha dado vuelta unas cifras negativas que tenía. Y a las pocas horas nos incluyeron en una lista con países que distan mucho de la realidad del nuestro. Varios ellos estarían dispuestos a vivir aunque sea un poquito de lo que vive Uruguay en términos de dialogo social o negociación colectiva».

Murro lamenta «que algunos representantes empresariales y la Organización Internacional de Empresarios haya cuestionado a Uruguay».

Vamos a defender el sistema de negociación colectiva, que tiene 76 años de antigüedad», dijo este el ministro Ernesto Murro desde Ginebra, ciudad donde se celebra la conferencia de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Agregó que «es una defensa de los trabajadores, sobre todo de los más débiles, y del aumento del salario, que, además, ha impactado en la mejora de jubilaciones y pensiones».

Uruguay fue incluido en la lista de casos que serán analizados en la 108.ª Conferencia Internacional del Trabajo. Murro lamentó que algunos representantes empresariales y la Organización Internacional de Empresarios cuestionen a Uruguay por su sistema de negociación colectiva, que cerró su última ronda con un 90% de acuerdos, y valoró «el apoyo de varios gobiernos al Uruguay».

«Lo que se quiere por parte de algunos representantes empresariales es reducir o eliminar la negociación colectiva en Uruguay, y a eso nos vamos a oponer, en defensa de los trabajadores, de las pequeñas empresas y del impacto que tiene en el salario y en las condiciones de trabajo, también para los jubilados y pensionistas de nuestro país», señaló el ministro.

«Aprovecharemos esta oportunidad para defender las políticas laborales y sociales que ponen a Uruguay en los primeros lugares del continente en protección social, negociación colectiva, libertad de asociación de trabajadores y empresarios, libertad de expresión, democracia, transparencia y seguridad jurídica», manifestó el ministro de Trabajo. Comparó esta situación con el juicio que enfrentó y ganó Uruguay a la tabacalera Philips Morris por las políticas de salud contra el tabaquismo.

Enfatizó que, desde el Gobierno, «estamos, estuvimos y estaremos dispuestos al diálogo y la negociación con todas las partes». Explicó que la administración «ha realizado muchas propuestas para mejorar la Ley de Negociación Colectiva, atendiendo planteos de empresarios y de OIT que encaraban la situación de ocupaciones y piquetes». Agregó que, «lamentablemente, desde julio de 2017, han sido rechazadas por algunas cámaras empresariales».

Destacó que está culminando la ronda de negociación colectiva más grande de la historia, con 231 Consejos de Salarios, de la que restan cerrar solamente dos. «Los 229 que ya finalizaron tienen un 90% de acuerdo entre empresarios y trabajadores», subrayó. «Esta es la mejor prueba del funcionamiento de la negociación colectiva en Uruguay», sentenció.

Uruguay es un ejemplo para mostrar, dijo Pereira

El presidente del Pit Cnt, Fernando Pereira afirmó que vale la pena que Uruguay muestre al mundo el orgullo de la negociación colectiva. Pereira hizo esas declaraciones luego de que se conociera que la OIT incluyó a Uruguay en la lista de países a evaluar en cuanto a legislación laboral.

En la OIT «lista negra no hay», afirmó Pereira y acotó que hay una lista de aplicación de normas por la que se analizan 20 o 25 casos. «Hubo un chantaje horrible: que para que no entrara Uruguay en esa nómina había que sacar a Brasil. (…) Preferimos defender a Uruguay en la OIT», dijo.

Pereira señaló que los empresarios uruguayos serán los responsables de los daños por las denunciadas planteadas ante la OIT.

Hay más abusos empresariales que de los trabajadores, manifestó Pereira, quien puso ejemplos como el de Petrobras y la situación que atraviesan sus trabajadores. Que te ocupen la empresa en Uruguay tiene la misma probabilidad que sacar el 5 de Oro, aseguró Fernando Pereira.

También podría gustarte
1 comentario
  1. yerri dice
    Ponele que sea una bandidiada de los empresario como dice el Murrro y los cabezas chupasangre del laburador ? pero yy?? hay laburo o no? se puede poner algo para invertir ahi con lo que te fajan y lo que cuesta todo? mas que el laburante no viene a laburar biene a complicar ?? pura politica pa hacrese los victimas !!.sinverguenzas

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.