Octubre de 2017: desde entonces se encuentra en prisión preventivaPiden por la salud del exvicepresidente de Ecuador Jorge Glas

0 167

Dirigentes políticos, asambleístas y un expresidente latinoamericano se sumaron a los pedidos al gobierno de Ecuador para que vele por la integridad física del exvicepresidente Jorge Glas, quien cumple hoy 45 días en huelga de hambre.

La solicitud la hicieron por medio de una carta dirigida al mandatario, Lenín Moreno, que circula en las redes sociales, a propósito de la reciente toma de posesión del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.

“(…) considerando la necesidad de proteger su seguridad personal y las condiciones higiénicas que se requieren para evitar un mayor deterioro en su salud, que podría incluso derivar en la muerte del exvicepresidente, nos permitimos solicitar encarecidamente a usted que considere favorablemente el pedido de su traslado hacia la cárcel 4 de Quito”, indica la misiva.

Los firmantes aseguraron conocer la situación actual que vive Glas en el centro de Rehabilitación Social de Latacunga, en medio de una huelga de hambre en protesta por su traslado arbitrario a la instalación, donde su vida corre peligro.

Miguel Mejía y Manuel Celestino, del Movimiento Izquierda Democrática (República Dominicana), Alberto Anaya, Magdalena Núñez y Daniel Martínez del Partido del Trabajo (México), Carlos López y Anabel Fernández (Argentina), fueron algunos de los firmantes.

También se sumó Pablo Sepúlveda de la red de Intelectuales en Defensa de la Humanidad, Carlos Alejandro del Frente Amplio (Uruguay) y Hugo Moldiz, del Movimiento al Socialismo (Bolivia).

El expresidente de Honduras, Manuel Zelaya, fue otro de los líderes que rubricó la petición.

La solicitud es una nueva muestra de la preocupación creciente, no solo en Ecuador, sino desde otras latitudes, por la situación de Glas, cuya salud se ha deteriorado considerablemente en los últimos días.

Determinado a no transigir en su decisión, el viernes último, el exvicepresidente se negó a ser transferido a un hospital.

Glas solo pide que lo devuelvan a la cárcel 4, donde permanecía desde octubre de 2017 cuando fue dictaminada en su contra prisión preventiva, en medio de su vinculación al caso de corrupción de la empresa Odebrecht, investigada por pago de coimas a cambio de adjudicación de obras.

EL exvicepresidente fue condenado a seis años de cárcel por asociación ilícita, en un proceso que aún no concluye, pues está pendiente un recurso de casación, y que fue tildado por su defensa como ilegal y plagado de irregularidades.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.