Piden en Chile retirar estado de emergencia y militares

Las protestas en Chile contra el gobierno de Sebastián Piñera, que exigen retirar el estado de emergencia y a los militares en las calles, continuaban ayer en medio de la represión.

0 157

Pobladores de La Hermida se manifestaban ayer frente a la estación del metro Grecia para demandar la renuncia del mandatario.

En plaza Italia, las personas se reagrupan y piden el retorno de los militares y policía a sus cuarteles mientras son rociados con gases lacrimógenos.

En tanto, las principales organizaciones sindicales del país emplazan al Gobierno para que restituya la institucionalidad democrática y dé una salida a la crisis más grande desde el fin de la dictadura militar y, al mismo tiempo, amenazan con hacer efectiva una huelga general.

En un comunicado público, advierten que «el estallido social detonado por las alzas de la locomoción colectiva ha puesto en evidencia la rabia contenida y el descontento por las políticas impulsadas en las últimas décadas».

Enumeran las alzas permanentes de los servicios básicos, los estancados salarios y la mercantilización de los derechos sociales, entre otras.

Aseguran que frente a esto, el Gobierno está llevando a cabo un verdadero «autogolpe», al recurrir a la mayor de las prácticas antidemocráticas, que es usar las Fuerzas Armadas para imponer «paz social» y en ese contexto imponer sus políticas antipopulares.

«El gobierno con su actuar tiene paralizado al país con el clima de violencia instalado con la presencia de los militares en las calles», enfatizan en el comunicado.

Los sindicatos recalcan que Piñera no está entendiendo las razones de fondo de la protesta ciudadana generalizada en todo el territorio y «con su actitud es claro que no está en condiciones de seguir dirigiendo al país».

Las organizaciones presentes en una reunión de Unidad Sindical de urgencia indicaron que «solo depuesto el Estado de Emergencia habrá condiciones que permitan iniciar de manera real un diálogo social y político, con organizaciones representativas de los trabajadores y movimientos sociales, que le dé respuesta a las demandas que son las que han generado este estado de indignación social». Asimismo, la diputada del Partido Comunista de Chile Karol Cariola aseguró que lo que comenzó con escolares evadiendo el metro se transformó en una situación de violencia inédita en el país gracias a la incompetencia del gobierno de Sebastián Piñera y sus ministros.

Consideró que el diálogo es posible y necesario, pero sin militares apuntando al pueblo.

Jueces piden al Gobierno de Chile recuperar la paz en el país

El Comité Panamericano de Juezas y Jueces por los Derechos Sociales y la Doctrina Franciscana exhortó al gobierno chileno que dé pasos concretos para recuperar la paz, sobre la base de la justicia.

A través de un comunicado, expresó que a raíz de las protestas contra el alza del precio del metro, fuertemente reprimidas por policías y soldados, recordó que la violencia originada por procesos económicos de ajuste y expoliación ha sido denunciada reiteradamente por el papa Francisco.

Añadió que esa violencia generada por el propio poder público no puede luego convertirse en la justificación para aplicar por parte del mismo Gobierno una variante de violencia armada para reprimir a las víctimas de la presión económica.

«El Gobierno es quien debe actuar con cordura, mesura, prudencia y, sobre todo, con humanidad, al momento de resolver situaciones como la que ocurre en el país hermano», subrayó.

Explicó que el Estado chileno y su gobierno son los únicos responsables por las violaciones a los derechos humanos en las principales ciudades de ese país.

La reedición de posturas sobre guerra interna, enemigo interno o seguridad nacional alarma sobremanera y nos obliga a estar atentos por las consecuencias que de ella derivan, agregó.

«El diálogo y el consenso son las únicas herramientas que se pueden utilizar para poner fin a este dramático cuadro político institucional», remarcó.

Este fin de semana los chilenos vivieron una ola de represión, lo que calificaron una pesadilla, por manifestarse contra el alza al pasaje del metro.

Militarización de las calles, toque de queda, al menos siete muertes, decenas de heridos y cientos de detenidos fue el saldo de estos hechos.

Adiós al sueño neoliberal en Chile

La gran protesta social chilena impacta también en Perú, donde los análisis coinciden en señalar que evidencia el colapso del modelo económico neoliberal del país vecino en gran medida aplicado también allí. En enfoques similares coinciden el exconsejero presidencial Alberto Adrianzén y la analista Lucía Dammert, en comentarios sobre lo que muchos consideran estallido social contra la desigualdad que no puede ser tomado como un simple problema de orden público.

Adrianzén señaló que «ha llegado a su fin el llamado «sueño chileno» de modernización liberal», calificada por algunos como la revolución liberal chilena. «Por eso me parece irracional que aquí, en nuestro país, luego de los sucesos de Ecuador y Chile, se insista en crear una llamada izquierda liberal», añadió, y citó al ideólogo peruano José Carlos Mariátegui, quien decía que «un autentico liberalismo nos lleva al socialismo».

Lucía Dammert, quien reside en Chile, comentó a su vez que para la élite chilena, el modelo económico era exitoso y señaló que «era un modelo de promedios que olvidaba o más bien invisibilizaba la distribución». «Como se ha dicho en Chile, que el promedio sean dos autos por persona no es lo mismo que decir que una persona tiene dos autos y otra ninguno», añadió en un artículo publicado en el diario limeño La República.

«La gente, el pueblo, los ciudadanos han salido a reclamar, algunos de forma violenta, la necesidad de cambio. Sin conducción clara pero con una profunda sensación de estar haciendo historia, vemos jóvenes que se enfrentan a un gobierno poco dialogante y secuestrado por su pulsión represiva», añadió.

La analista se refiere al desconcierto de muchos analistas que en América Latina consideraban a Chile como modelo de desarrollo, extrañados por las protestas masivas detonadas por un alza de tarifas del Metro de Chile.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.