Con notable retraso, un tribunal peruano comenzó ayer el juzgamiento de 14 militares acusados de violaciones de mujeres, en su mayoría campesinas e indígenas, durante la llamada guerra interna iniciada en 1980Perú: juzgan a militares por violaciones a campesinas e indígenas entre 1984-1985

1 57

Los crímenes fueron cometidos por efectivos de tropas contrainsurgentes en 1984 y 1985 y los acusados son solo 14 exmilitares de diverso rango que operaron en las bases establecidas en las localidades de Manta y Vilca, de la región andina de Ayacucho, donde vivían las víctimas.

Los incriminados son Rufino Rivera, Vicente Yance, Epifanio Quiñones, Sabino Valentín, Julián Meza, Pedro Pérez, Martín Sierra, Gabriel Carrasco, Dionisio Pérez, Diómedes Gutiérrez, Lorenzo Inga, Raúl Pinto y Arturo Simarra.

La fiscalía ha pedido para los acusados penas de cárcel de ocho a 18 años, según el grado de culpabilidad que se les imputa, así como la obligación de que cada uno pague reparaciones civiles de hasta un millón de soles (aproximadamente 300 mil dólares).

El juicio se inició en junio de 2016, es decir 31 años después de los crímenes, pero ha estado interrumpido desde setiembre de 2018, cuando los jueces a cargo renunciaron tras ser acusados por la parte civil de no considerar los testimonios de las agraviadas, lo que confirmó la Corte Suprema.

La organización Demus, de defensa de los derechos de las mujeres, que apoya a las víctimas, demandó que el juicio sea público, “de modo que se haga posible la vigilancia ciudadana” como factor favorable a que se haga justicia, y demandó al Estado apoyo psicológico para las afectadas.

Sin embargo, pidió no volver a victimizar a las féminas afectadas durante el proceso y que en este haya traductores al servicio de las agraviadas, que solo hablan el idioma andino quechua.

También podría gustarte
1 comentario
  1. Rodolfo Senserey dice
    Que se haga justicia-

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.