Su flojo rendimiento no le impidió vencer 1-0 a Plaza con gol de Guzmán PereiraPeñarol ganó en Colonia, trepó a la cima y le metió presión a Fénix

0 177

Peñarol no fue el de siempre. Le dio descanso a varios de sus titulares y jugó bastante peor que de costumbre: no tuvo demasiadas ideas, y creo peligro solo esporádicamente.

Lo positivo es que, pese a su mala noche, logró vencer 1-0 a Plaza Colonia en el Suppici gracias a un gol de Guzmán Pereira cuando el primer tiempo estaba a punto de acabar.

La victoria le permite al equipo de Diego López alcanzar el primer puesto de la tabla de posiciones del Torneo Apertura, y le traslada la presión al Fénix de Juan Ramón Carrasco, que es el único equipo que puede superarlo (para lo que es imprescindible que derrota hoy a River Plate en el Saroldi).

Un premio excesivo

Peñarol se pareció poco al equipo que es habitualmente, tanto en nombres (Diego López prefirió darles descanso a varios titulares habituales como Gargano, el «Cebolla», Lema y «Gio» González, entre otros) como en funcionamiento. Es lógico pensar que una cosa llevó a la otra.

El funcionamiento en Colonia fue bastante pobre durante un primer tiempo en que le costó muchísimo crear fútbol. Las bandas, generalmente terreno fértil para sus ataques, fueron poco exploradas, y el arquero de Plaza pasó más de 35 minutos sin tener que aparecer en escena.

Le faltaba la claridad en el medio, donde todo se elabora, de otros partidos. Esto derivó en la carencia de profundidad, que delata el siguiente dato: recién a los 39’ tuvo una llegada seria, gracias a un tiro de media distancia de Jesús Trindade que pasó a centímetros del palo.

Por su parte, Plaza trató de ejercer una presión que le permitiera recuperar la pelota en un lugar de la cancha donde pudiera crear una contra rápida.

Apegándose a ese método, tuvo un par de chances: un cabezazo de Risso que a punto estuvo de marcar el 1-0, y un tiro de media distancia de Cecilio Waterman que también amenazó la calma de Dawson y de todos los hinchas mirasoles.

Cuando todo hacía imaginar que la primera parte se iría sin goles, Brian Rodríguez se metió en el área, dejó un hombre tirado en el piso y la tocó atrás para Guzmán Pereira, quien remató desde la medialuna y mandó la pelota junto al palo para poner el 1-0.

Siguió bajo

Los minutos iniciales del complemento transcurrieron más lento de lo normal, quizás porque nada ocurría en un partido que se desarrollaba principalmente en el mediocampo.

La sequía de peligro se interrumpió a los 64’, cuando Facundo Waller estrelló un tiro en el travesaño. Fue un gran remate de media distancia, eterna compañera de los equipos que carecen de la claridad necesaria para generar peligro a través del juego asociado.

Peñarol, mientras tanto, ofrecía dos caras. Por un lado, prácticamente no pasaba sobresaltos defensivos; lo negativo fue su incapacidad para inquietar a su rival, sobre todo en un equipo que suele llegar constantemente.

Iban 70’ cuando Plaza Colonia quedó con un hombre menos. Facundo Cabrera recibió su segunda amarilla del partido por una dura falta sobre Ezequiel Busquets.

Todo hacía pensar que la diferencia de hombres haría que Peñarol se llevara el mundo por delante, cosa que realmente nunca sucedió.

Pero el «Memo» no se quedó quieto: tratando de explotar los espacios que inevitablemente quedarían por el hombre de menos, y procurando también refrescar las ideas ofensivas, Diego López mandó a la cancha al «Lolo» Estoyanoff para disputar la recta final del encuentro. Un rato antes, había entrado Gastón Rodríguez.

Pero las variantes poco pudieron hacer para interrumpir el letargo creativo de Peñarol, que definitivamente no atravesaba su mejor noche.

Y, como no existe un partido de los aurinegros sin que su arquero se luzca, Kevin Dawson se ganó los aplausos a los 78’, cuando le ganó un complicado mano a mano a Nicolás Dibble, a quien Cecilio Waterman había puesto a correr con una muy buena asistencia.

El pitazo final de Matonte fue una magnífica noticia para Peñarol, que si brillar obtuvo un punto que lo dejó, al menos temporalmente, en lo más alto de la tabla del Torneo Apertura.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.