Pediatras Internistas del CHPR consideran inaceptable que haya solo un internista por guardia

El Comité Ejecutivo del Sindicato Médico del Uruguay recibió a los Médicos Pediatras Internistas de la Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE), que se desempeñan en el Centro Hospitalario Pereira Rossell y de la Sociedad Uruguaya de Pediatría, para analizar la situación que atraviesan con la dirección del hospital.

En ese sentido y a través de diversas reuniones con la Unidad de Negociación del SMU, el colectivo de internistas informó que las autoridades del CHPR mantienen la propuesta de un internista por guardia y que la empresa está firme en esa posición, la cual para el colectivo médico es inaceptable e innegociable.

Dado este contexto, ayer miércoles, en la sesión del Comité Ejecutivo, el Dr. Andrés Alves y la Dra. Shushanik Boyadjian, representantes de los internistas del CHPR y la Dra. Claudia Romero, de la Sociedad Uruguaya de Pediatría, elevaron un informe de la situación para evaluar los pasos a seguir en la negociación con las autoridades.

Desde la Unidad de Negociación se plantean dos líneas de trabajo a seguir. Por un lado, un piso de dos médicos de guardia y por otro, una grilla de guardias solicitando para ello la mediación de la SUP.

«Rechazamos que, en el centro de referencia nacional para la atención pediátrica pública, a través de su dirección, intente retroceder en calidad de atención, disminuyendo número de pediatras internistas en la guardia de piso, dejando potencialmente residentes en formación sin tutores responsables, moviendo personal de emergencia, CTI o áreas cerradas a cubrir otros sectores, generando movimientos de personal y distorsiones asistenciales», dijo Federico Preve, integrante del CE del SMU.

De esta forma, para el Comité Ejecutivo es inaceptable que «perder calidad asistencial donde se atiende a niños, niñas y adolescentes de alta complejidad clínica y vulnerabilidad social».

1 comentario
  1. corsariosalgari dice
    Para el gobierno esto es «racionalización del gasto». Para el sentido común es recorte (gasto, par ael gobierno la salud no es inversión) en el principal centro de atención a lso niños. Dejar un sólo internista es un acto de irresponsabilidad criminal.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat