El músico brasileño celebró sus 25 años de trayectoria con un concierto lleno de emociones / Foto: Mauricio RodríguezPaulinho abogó por una Latinoamérica “unida y contra el fascismo”

0 141

El cantautor brasileño Paulinho Moska desplegó toda su mágica poesía en el Auditorio Nacional del Sodre en el marco de la presentación de su último trabajo discográfico titulado “Beleza e Medo” (Belleza y Miedo). Un escenario despojado (sólo unos potentes focos que iluminaban hacia la platea) recibió a Paulinho y a sus cuatro músicos, uno de los cuales es uruguayo. Nada más necesitaba este brasileño cada vez más uruguayo quien celebra en este año cuarto siglo con la música.

En estos 25 años de carrera Moska logró un enamoramiento con el Uruguay pocas veces visto en un artista brasileño, el idioma no fue obstáculo y hoy dice con orgullo ostentar un “portuñol de lujo” gracias a sus encuentros con sus colegas y amigos como Jorge Drexler quien fue el nexo para que conociera a otros artistas del Río de la Plata (Kevin Johanssen, Lisandro Aristimuño y tantos otros). “Con Kevin conocí a Lisandro Aristimuño, luego fui con Jorge a Chile, fui con Kevin a Venezuela, Colombia, España. Ahí empecé a hablar un portuñol de lujo”, bromeó.

“Es una felicidad, porque yo era un brasileño común, en Brasil hay una anticultura latina, cuando descubrí Latinoamérica, mi vida cambió muchísimo, cambió para mejor. Comprendí por qué nos llamamos hermanos y no comprendí por qué no somos una familia”.

Estar en un escenario de Uruguay siempre es una emoción para Moska y así lo reflejó durante el concierto en el Sodre a sala colmada. “Para mí es como una película, la película de mi vida, el capítulo más extremadamente intenso fue llegar acá, construir esa relación, muchas muchas gracias. Tengo el privilegio de traer mis amigos (la banda) para esta noche para celebrar nuestra amistad. Son 25 años de carrera solamente discográfica” expresó al comienzo del show y adelantó cómo sería el repertorio para esa noche. “Además de las canciones del disco nuevo, las otras 15 son antiguas”.

El disco nuevo se llama “Belleza y Miedo” y sobre este título el músico reflexionó en voz alta. “Empezó tres años atrás cuando compuse la canción que “belleza la belleza” y curioso la compuse acá en el Palacio Salvo, estaba hospedado en la torre en un departamento”.

Moska recordó que se encontraba grabando su programa de televisión Gen donde entrevista a distintos músicos. Moska reflexionó sobre las distintas acepciones de la palabra belleza que pueden existir, desde belleza por el arte, la ciencia, por las personas que entrevistó. “Me pregunté ¿qué es belleza?, ahí empecé a componer canciones alrededor de la belleza como siempre hago. Y de a poco fui sintiendo miedo , por la situación en la que mi país (Brasil) empezó a entrar, muy crítica, muy deshumana. Hemos tenido un retroceso increíble, por causa de una crisis política, y una desilusión que todos ya conocemos.

La corrupción es una enfermedad humana, pasa con todos, todos, todos. Nosotros somos corruptos sin percibir, no estoy defendiendo nada” aclaró ante la ovación del público. En ese momento llegaría una nueva melodía precedida de una nueva reflexión: “por la humanidad, la diversidad, la libertad, por las diferencias”, dijo Moska.

El músico intercaló música y diálogo permanente con su público y en una parte del show habló del miedo, palabra que forma parte también del título de su disco. “Percibí que yo estaba más con miedo a la palabra miedo que cualquier otra cosa. Percibí que si sacamos la palabra miedo y nos quedamos con la energía, con el estado, el sentimiento puro, él puede ser también una materia prima de creatividad de producción de belleza” dijo para luego cantar el tema “O jeito e nao ficar só”, tema que él se encargó de traducir como “la única salida es quedarnos todos juntos”.

En la misma línea y hablando del miedo, luego llegaría una canción de manifiesto “Nenhum direito a menos” (ningún derecho menos) tema que dedicó con el brazo en alto a todas la minorías, “a las mujeres que todos nacemos de su panza, gays, lesbianas, trans, por todas las minorías, por Latinoamérica unida y contra el fascismo”.

En el extenso repertorio de canciones que brindó Moska en el Sodre hubo lugar para una de las canciones de “Locura total”, disco que grabó en 2013 con su amigo y colega argentino Fito Páez, el primer disco conjunto de un argentino y un brasileño en la historia discográfica, recordó Paulinho guitarra en mano. “Fito es un artista mágico, dionisíaco, somos parecidos componiendo, componemos rápido”.

Moska en sus alocuciones también recordó el ciclo Zumbido con el que lleva ya 12 años, se trata de una serie donde recibe cantautores, charla y luego ellos cantan canciones y comparten un tema a dúo con Paulinho. “Tengo ya 276 duetos” expresó sonriente.

Paulinho contó que hace dos años filmó en Uruguay (en el Teatro Solís) una temporada exclusivamente con artistas uruguayos. “¡Cuánta diversidad!” expresó para destacar los grandes músicos que tiene Uruguay. Moska nombró uno a uno a todos quienes lo acompañaron en ese ciclo filmado en Uruguay, entre otros a Fernando Cabrera, Malena Muyala,Raúl Castro quienes además estaban presentes en la sala del Sodre disfrutando del concierto.

“Agradezco mucho poder conocer esta gente” dijo y recordó también saludar a la pequeña hija de Roberto Musso del Cuarteto de Nos por su cumpleaños. En el show estuvo presente en sala el tecladista Santiago Marrero (Cuarteto de Nos y Santé Les Amis).

Al promediar el show, Paulinho convocó al escenario a dos músicos uruguayos, Pedro Dalton y a su hermano Marcelo de Los Buenos Muchachos. “Lo contacté, es un artista fantástico, un hombre de poesía y un montón de ojos, con muchas miradas porque dibuja, compone, es un personaje increíble ” dijo para presentar a Pedro Dalton con quien compartió un dueto acompañado por Marcelo.

El concierto de Paulinho Moska en Uruguay transitó por todas las emociones, esas que están implícitas cuando buscamos la belleza y transitamos el miedo, porque al fin y al cabo y recordando una de sus frases, si sacamos la palabra miedo y nos quedamos con el sentimiento puro, él puede ser también una materia prima de creatividad, de producción de belleza, esa belleza que contagió al público que lo acompañó en el Auditorio Nacional del Sodre porque como dijo él: “hay que construir la vida a pesar de todo, siempre adelante”.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.