Pasquet: «Hay gente que está en una situación en la que prefiere anticipar su muerte»

«Creo que un objetivo razonable y sensato es que esto se vote en la Cámara de Representantes por lo menos este año y luego pasar al Senado», expresó el diputado colorado a Panorama 1410.

El diputado por el Partido Colorado, Ope Pasquet, dijo que según las encuestadoras «hay un fuerte apoyo de la opinión pública» a legalizar la eutanasia, proyecto que presentó el año pasado. Dijo que espera que este año se apruebe en la Cámara de Representantes, donde también se estudia un proyecto en paralelo sobre cuidados paliativos. Sobre la marcha de la pandemia y el proyecto, Pasquet conversó con Panorama 1410 de radio La R.

¿Qué reflexión le merece la actual situación de la pandemia?

Lo veo con enorme preocupación, aparentemente la situación ha tomado una dinámica que excede todas las previsiones, me preocupa muchísimo el anuncio de que la capacidad de los CTI estaría próxima a verse colmada porque es ahí donde llega la hora de la verdad, si alguna persona necesita estar en un CTI y se le dice que no se la puede llevar allí porque la capacidad está colmada o si hay que tomar una decisión porque hay 2 que tienen que estar y uno no puede porque no hay camas o posibilidad de atenderlo enfrentaremos situaciones dramáticas.

Es un elemento que por su inminencia es nuevo y que obliga a tomar determinaciones muy drásticas para enfrentar esto.

El Partido Colorado presentó medidas al gobierno para paliar esta difícil circunstancia, ¿tiene idea si el gobierno tomará en cuenta alguna de las medidas presentadas por su partido?

Se están tomando en cuenta alguna de ellas, por ejemplo, en la sesión de la Cámara votamos la extensión de algunos seguros de desempleo para la gente de Paysandú, eso formaba parte de las propuestas que decíamos nosotros en el sentido de extender todos los seguros de desempleo hasta el 31 de octubre. No se fue a esa solución global pero está respondiendo con medidas particulares a cada situación que se presenta, es el camino por el que hay que seguir aunque nosotros planteamos esto con un criterio absolutamente general.

Una cosa son las medidas de carácter económico y social y otras son las medidas de carácter sanitario para tratar de frenar la propagación de los contagios. Yo veo que allí hay una necesidad fuerte y supongo que habrá medidas en los próximos días porque no podemos dejar que se nos venga encima esa situación en la cual va a llegar la gente a los CTI y no va a haber camas para tratarlos.

Ha estado trabajando en el proyecto para legalizar la eutanasia. ¿Se ha podido avanzar en algo?

La Comisión de Salud me recibió para presentar el proyecto, ya lo había hecho en otras 2 oportunidades pero no se había tratado entrado de lleno al asunto, me llamaron otra vez expuse nuevamente y la comisión ahora va a tratar sistemáticamente este proyecto de ley.

Hay muchas asociaciones que han pedido ser recibidos y la comisión se propone escucharlos a todos, elaborarán su plan de trabajo, lo ejecutará en el curso de los próximos meses y podemos tener la tranquilidad de todos los que quieran ser oídos van a tener esa oportunidad.

Es importante destacar esto porque a veces se pretende presentar la situación como si acá hubiera una arremetida ciega para impulsar este proyecto de ley sin escuchar ninguna opinión haciendo las cosas a los ponchazos, eso no es así, el proyecto se presentó el 11 de marzo de 2020.

¿Dónde cree que está el cuello de botella en el enlentecimiento de todas estas cuestiones?

Me parece que hay gente que tiene una opinión muy fuertemente contraria a la eutanasia, lo nuestro no es ofensivo es simplemente el señalamiento de un hecho de un grupo de personas. Al frente está el diputado Rodrigo Goñi que ha formado un grupo, donde hay gente de todos los partidos que están en contra de esto y dan su batalla legítimamente y con todo el derecho se oponen.

Los que estamos a favor de esto también legítimamente y con todo derecho queremos que esto salga adelante, que se discuta, que se trate y que se vote.

Creo que un objetivo razonable y sensato es que esto se vote en la Cámara de Representantes por lo menos este año y luego pasar al Senado y tendrá su trámite, me parece que habiéndose presentado el proyecto hace más de un año podemos aspirar razonablemente sin que esto signifique atropellar a nadie, podemos tratarlo y votarlo este año.

Este proyecto de ley titulado «Eutanasia y suicidio medicamente asistido», tiene un enfoque desde el derecho penal. ¿A qué hace referencia?

Hay gente que está en una situación en la que prefiere anticipar su muerte, por ejemplo, las personas que están cursando una enfermedad incurable e irreversible, que se encuentran en una fase terminal, gente que sabe que no tiene ninguna esperanza, ninguna expectativa de curación y sabe que cada día va a ser peor que el anterior. La gente que tiene ELA , por ejemplo, enfermedad que no tiene cuera y el final es muy duro porque la enfermedad ataca los músculos, las personas dejan de respirar, es una situación muy embromada, gente que está en una situación como esa gente que está no ante la perspectiva de una muerte inminente pero sí viviendo en condiciones tales que les resulta insoportables como la cuadriplejia, individuos que no tienen movimientos en sus miembros y que solamente puede mover la cabeza.

Hay un caso famoso en España, el caso de San Pedro, una situación en la película Mar adentro con Javier Bardem que ilustraba este tipo de situaciones y hay gente que estando en ese trance querría poner vida fin a su vida pero para hacerlo necesita la ayuda de un tercero.

En nuestro país como en muchos otros toda forma de ayuda a quien quiera anticipar su muerte constituye delito, el homicidio piadoso que está previsto dentro del código penal es delito, la persona que por móviles de piedad y ante súplicas reiteradas de la víctima le de muerte comete un delito.

En el segundo artículo de este proyecto hay una regulación importante donde otro médico también ve al paciente.

Ese es el procedimiento en el cual desde el punto de partida es siempre la voluntad de la persona que quiere poner fin a su vida, esto no es obligatorio para nadie.

La iniciativa parte de la persona que quiere poner fin a su vida, esa persona le pide un médico que lo ayude para realizar su propósito, el médico libremente decide si va a participar de esto o no, no tiene ninguna obligación.

El proyecto respeta íntegramente la libertad del médico, si el médico acepta a participar, primero tiene que cerciorarse de que la persona está en la situación prevista en la ley, con una enfermedad incurable e irreversible en etapa terminal o si la persona está experimentando sufrimientos insoportables y si él se convence de que eso es realmente así, tiene que pedir el dictamen de un segundo médico que sea totalmente independiente del primero, que lo examinen por su cuenta al paciente, que estudie su historia clínica y que llegue a la misma conclusión.

Cuando hay dos médicos de acuerdo en este sentido es que se puede seguir adelante, esta es una de las garantías que establece el proyecto.

Otro aspecto a tener en cuenta muy importante es que, si todo el procedimiento termina y concluye con la muerte del paciente hay que remitir los antecedentes al ministerio de salud pública para que evalúe si se ha cumplido con la ley y se han respetado todos los pasos, todos los procedimientos y las garantías que la ley establece porque si no es así, si hubo algún apartamento relevante de lo que la ley dispone el ministerio de salud pública deberá remitir todos los antecedentes a la fiscalía general de la nación a los efectos que la fiscalía entienda pertinente, porque ahí podría haberse cometido un delito, todo esto otorga garantías de que se va a actuar de acuerdo con la ley.

¿Ha tenido en algún momento posibilidad de reunirse con la Comisión de Bioética y Derechos Humanos del Sindicato Médico del Uruguay?

El sindicato me invitó muy amablemente a concurrir el año pasado. Fui, expliqué los lineamientos generales del proyecto, hubo algún cambio de opiniones, pero en esa oportunidad no hubo ningún pronunciamiento formal del sindicato ni de esa comisión como tal. Me manifestaron su interés en el proyecto y me dijeron que estaba en proceso una encuesta que el sindicato médico había encargado para conocer la opinión del gremio médico y de la población en general sobre estos temas.

Tiempo después se conoció el resultado de esa encuesta y un 80% está a favor de la eutanasia y un 60% a favor del suicidio asistido, tanto dentro del gremio médico como la población en general.

Meses después se conoció una encuesta de Factum que arrojaba más o menos los mismos resultados de manera que se puede decir que hay un fuerte apoyo de la opinión pública a esta iniciativa.

¿Cuáles son los pasos a seguir y si esto plenamente depende del Parlamento para que tenga un andamiaje?

El procedimiento sigue en la cámara de representantes, en la comisión de salud que va a escuchar y a recibir a todos los que hayan pedido para ser recibidos, ya hay una lista larga y podrán sumarse más y luego la comisión hará su informe al plenario y el plenario tendrá que votar por sí o por no.

Vamos a ver cómo es la votación porque este es un tema donde no hay alineamientos partidarios, es un tema transversal, creo que en cada partido puede haber opiniones y votos a favor y en contra del proyecto.

Tengo la esperanza de que la cámara de representantes refleje aunque no sea la misma proporción esa opinión pública claramente mayoritaria a favor de este proyecto.

¿Cree que con lo sucedido en España este fin de semana pueda colaborar con esta causa?

Eso demuestra que el tema está en el tapete en el mundo entero y que aún países con una cultura determinada, con fuerte presencia religiosa como lo es España por ejemplo toman en este camino. En Portugal también, el parlamento votó una ley de eutanasia, el tribunal constitucional la observó y dijo que alguna deposiciones serían inconstitucionales_ la eutanasia en sí misma no es inconstitucional en Portugal pero que había alguna norma de la ley que podría serlo y el parlamento está revisando esa ley para hacer los ajustes necesarios.

En Perú no hay ley de eutanasia y sin embargo un fallo judicial del pasado mes de febrero le dio a una persona el derecho a anticipar su muerte a través de la eutanasia, la señora Ana Estrada una mujer que de los 12 años sufre una enfermedad incurable, degenerativa, la mujer tiene 44 años, ha pasado las de caín, ha sufrido como una condenada y pidió a través de una acción de amparo en Perú que se le autorizara anticipar su muerte a través de la eutanasia y la justicia le dio la razón y los organismos públicos que habían sido demandados en el ministerio de salud, ministerio de justicia de que no apelaron la sentencia por lo tanto quedó firme.

Son episodios que nos demuestran como a través de la ley o a través de las sentencias judiciales se va abriendo camino esta idea de que cada persona es dueña de su propia vida, que la muerte es el acto final de la propia vida y que cuando la persona está muy enferma, sin esperanza de curación, sufriendo, se justifica que pida ayuda de terceros para anticipar su muerte. Es una cuestión humanitaria que se está abriendo camino en el mundo entero y que ojalá que recibamos nosotros también acá en Uruguay.

¿Cómo nota el papel de los medios de comunicación en este aspecto?

Le están dando cobertura al tema. Felizmente han sido varios los colegas de ustedes que me han hecho preguntas sobre esto, he participado en diferentes foros de discusión y lo sigo haciendo y lo seguiré haciendo.

1 comentario
  1. arrive-derchi.- dice
    DIOS NOS DA LA VIDA Y NOS LA QUITA, PENSEMOS EN ESO, SOLAMENTE UN ASESINO MATA A UNA PERSONA, SR, OPE PASQUET, ESO QUIERE UD, ENTONSES, UD, ES UN DELINCUENTE Y ASESINO, PORQUE ME LLAMA LA ATENCION, QUE PIENSE DE ESA MANERA., UD, NO SABE, QUE CADA UNO DE NOSOTROS TIENE SU CRUZ, UNOS MAS PESADA Y OTROS MAS LIVIANA.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat