Partir para volver a ser

Teatro en tiempos de pandemia: “Rescate a la dama con tutú”, una obra “con un elenco solvente” y a la que “nada falta”.

“Rescate a la dama con tutú” texto y dirección de Fernanda Musiera. Elenco: Nadia Navarro (Renata), Sebastián Silvera Perdomo (Gabriel) Franco Balestrino(Tato), Cecilia Patrón(Paula) y Maxi González (Gonzalo). Violinista en escena :Fabiana Lira (Rothbart). Asistencia en danza:  Lorena Freira Bascou.  Diseño de vestuario y diseño gráfico: Leticia Sotura. Diseño y realización de escenografía e iluminación: Martín Siri Galán y Mateo Ponte. Fotografía:  Reinaldo Altamirano. Teatro Stella, sábados 21hs y domingos 20hs.

Obra y dramaturga

En “Rescate a la dama con tutú”, Renata es una bailarina de ballet al borde del retiro que carga con una herida que no la abandona. Una tarde está en la playa con su amiga Paula cuando conoce a tres hombres que le cambiarán la vida.

La película The Misfits (traducida como Los Inadaptados) fue el disparador para la creación del tercer opus de Fernanda Musiera. Película en blanco y negro, de 1961, género drama, dirigida por John Huston, con guión de Arthur Miller. Los protagonistas eran: Clark Gable, Marilyn Monroe, Montgomery Clift, Thelma Ritter y Eli Wallach en los papeles principales.

La obra habla de las violencias que subyacen en vínculos donde la dominación y la sumisión no son una cuestión lineal , donde la angustia de la incomunicación es la norma y donde hombres y mujeres se redefinen ante una idea de “rescate”, que a nivel inconsciente, habita en todos.

El trabajo logrado por Fernanda Musiera desde el texto nos demuestra la capacidad para articular esta historia, la de Renata, la bailarina, en relación a quienes la rodean y a quienes ella mantiene en su fuero íntimo. Un texto que poco a poco nos va atrapando, donde los sentimientos se entrelazan hasta el punto de la incomprensión. Y ese sentimiento deviene de esa condición de inadaptados que tiene tanto la protagonista como quienes la rodean.

Los diálogos están bien estructurados, son convincentes y reales y la historia va fluyendo de menos a más cómodamente. La pintura del universo de cada uno de los personajes nos muestra los diferentes rescates a los que se enfrenta cada uno.

Elenco y dirección

Un elenco bien elegido le da vida a esta historia. Nadia Navarro es la protagonista de esta historia con singulares aristas. Se desempeña bien en su rol mostrando las diferentes facetas de su personalidad hasta que logra tomar la decisión final y sanadora.

Sebastián Silvera Perdomo es Gabriel, un hombre tosco pero con sentimientos reales hacia Renata pero que entra en una telaraña de confusiones.

Un renglón aparte merece el trabajo de Franco Balestrino (Tato), de una calidad interpretativa muy fuerte. Un actor que va creciendo en cada composición y aquí llegó a un grado de excelencia.

Cecilia Patrón es Paula, la amiga de Renata. Un trabajo fino y constante realiza esta actriz a lo largo de la obra. Se mueve con soltura y seguridad.

Por último y no menos importante el rol que cumple Maxi González como Gonzalo, amigo de Tato. Un personaje que se mueve al compás de su amigo  que por momentos se transforma en una suerte de conciencia para éste. Un personaje que debe guardar un equilibrio y lo logra.

Musiera desde la dirección maneja los hilos de cada historia individual, uniéndolas y distanciándola como hábil titiritero. Una apuesta a la violencia, la sumisión y la rebeldía, donde la directora da el aire suficiente a los actores para sus actos de creación.

Rubros técnicos

Lo primero a destacar es la música en vivo a cargo de la violinista en escena , Fabiana Lira es  Rothbart, el malvado mago de El lago de los cisnes de Tchaicovsky.,una fuerza  negativa presente durante la obra.

La escenografía es funcional a la obra y las luces aportan los climas adecuados a cada momento. Ambos rubros en manos de Martín Siri Galán y Mateo Ponte.

El vestuario a cargo de Leticia Sotura juega con una interesante paleta de colores. Una vez más demuestra su habilidad y creatividad como vestuarista.

Conclusión

Una obra donde la sensibilidad y las diferentes manifestaciones de la violencia se entrelazan en forma constante hasta el desenlace final, que me trae a la mente la partida y el renacer de la Nora de Casa de Muñecas. Un elenco solvente da vida a los diferentes personajes en cuidadas interpretaciones y con una dirección ajustada . Estamos frente al debut de Fernanda Musiera como directora y en este caso en particular de su propia obra. Los rubros técnicos acompañan la empresa con solvencia. Nada falta. La mesa está servida, que vayan entrando los comensales.

 

 

 

 

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat