Parlamento español suspende a diputados separatistas catalanes presos

El Congreso de los Diputados de España suspendió de sus cargos a los cuatro líderes separatistas catalanes presos, que fueron elegidos parlamentarios en las elecciones generales celebradas el pasado 28 de abril.

0 68

La Mesa del Congreso -órgano rector de la Cámara Baja- acordó este viernes suspender a Oriol Junqueras, Josep Rull, Jordi Turull y Jordi Sánchez, tres días después de asumir sus escaños en la sesión constitutiva de las Cortes Generales (parlamento bicameral).

Junqueras, Rull, Turull y Sánchez consiguieron sus bancas en los comicios legislativos de abril, mientras que Raúl Romeva logró una banca en el Senado (Cámara Alta).

Los cinco parlamentarios se encuentran actualmente en prisión preventiva y están siendo juzgados por rebelión, luego del fallido intento de secesión de Cataluña, que culminó en octubre de 2017 con una declaración unilateral de independencia de esa región nororiental.

En rueda de prensa, la presidenta del Congreso español, Meritxell Batet, explicó que la decisión fue tomada tras una serie de consultas con los letrados de la Cámara Baja y con el Tribunal Supremo (TS), con el fin de garantizar la ‘máxima seguridad jurídica’.

El TS -donde son juzgados los independentistas- dictaminó que podían recoger sus actas y también asistir a la sesión inaugural de la legislatura, como finalmente ocurrió bajo escolta policial, pero dejó en manos de la Cámara Baja la decisión de suspenderlos.

Los miembros en la Mesa del Congreso del conservador Partido Popular, del liberal Ciudadanos y del Partido Socialista votaron a favor de la suspensión como diputados de los presos, mientras que la coalición de izquierda Unidas Podemos se pronunció en contra.

Batet indicó en su comparecencia que la decisión se aprobó en aplicación de un artículo de la Ley de Enjuiciamiento Criminal.

Estas medidas ‘en ningún caso pueden tener carácter político o discrecional’, enfatizó.

La titular del Congreso, que también es catalana, señaló que se trata de una ‘situación inédita’ debido a la coyuntura de los cuatro diputados, ante la que se intentó salvaguardar el poder legislativo y garantizar los derechos de los parlamentarios, remarcó.

Desde febrero, los cinco legisladores elegidos y otros siete de sus compañeros están siendo juzgados por rebelión, a raíz de su participación en el referendo de autodeterminación realizado el 1 de octubre de 2017, pese a su ilegalización, y la ulterior proclamación de independencia.

Nueve de los 12 acusados, entre ellos los parlamentarios nombrados, llevan más de un año y medio en prisión preventiva.

El frustrado intento de secesión protagonizado por las autoridades de Cataluña sumió a España en su peor crisis política en décadas.

Los 7,5 millones de habitantes de la próspera región nororiental están divididos sobre el tema, según las encuestas de opinión.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.