La polémica multimillonaria se "desnuda" ante las cámarasParis Hilton: una infancia traumática y el maltrato de sus exparejas

Paris Hilton (39 años) siempre ha dado una imagen de chica superficial a la que solo le importaba el dinero pero detrás de esa cara se esconde mucho más.

El documental «This is Paris», que se estrenó este lunes en exclusiva en YouTube Premium, retrata a la rica heredera del imperio hotelero, bisnieta del gran Conrad Hilton.

La pionera del mundo de las influencers e icono de la superficialidad se sincera sobre su vida en este documental como nunca lo había hecho hasta ahora. «Al empezar el rodaje vi que ya no reconocía a esa chica. Hay algo terrorífico que arrastro desde mi infancia y por lo que sigo traumatizada y nunca he hablado de ello. Tenía que hacer algo al respecto», cuenta al empezar el trabajo audiovisual. Asegura que su infancia no fue nada fácil. Fue educada en un entorno muy conservador y criada para ser una chica discreta, pero su vida adulta ha transcurrido por un sendero muy diferente. «A veces no sé quién creó este personaje al que llevo pegada tantos años. Yo no era así», dice.

Paris Hilton fue conocida por el reality que protagonizó con su amiga Nicole Ritchie para la FOX entre 2003 y 2006, y en el que también aparecía Kim Kardashian: «The simple life». Al público le gustó su humor de niña rica y comenzó a ser invitada a las alfombras rojas, contratada como actriz y comenzó a ser imagen de marcas importantes como Dior, Tommy Hilfiguer, GUESS… Desde entonces ha ofrecido una imagen de su perfecta vida de rica heredera.

Pero, como bien reconoce en el documental, ha tenido muchos problemas que nunca ha querido revelar para no dañar lo que ella llama su «marca». Ahora ha decidido que es momento de cambiar y mostrar su otra cara. «Algunas partes son muy traumáticas o difíciles en mi vida y quiero poder contar mi historia para que la gente pueda entenderme y también comprenderse a sí misma», cuenta. En secundaria se dedicó a salir todas las noches: «Me sentía como la reina de la noche. Ahí es donde realmente me convertí en Paris». Esto provocó que sus padres la enviaran a diferentes «escuelas de crecimiento emocional».

Aunque el verdadero calvario lo pasó en otra de los colegios donde asegura que el personal disfrutaba torturando a los menores: «Hacían que la gente se quitara la ropa y entrara en una habitación durante unas 20 horas. Me sentí como si estuviera volviéndome loca. Alguien estaba en la otra habitación, había como una camisa de fuerza… Me estaba congelando, me estaba muriendo de hambre, estaba sola. Tenía miedo». Lo que vivió allí no se lo contó ni a sus padres. Nunca quiso hablarlo, lo que le terminó provocando un «insomnio terrible».

Amor por el dinero

Sus relaciones amorosas tampoco fueron mejor. Reconoce en el documental que cinco hombres han abusado de ella a lo largo de su vida, tanto emocional, verbal como físicamente. «Quería tanto el amor que estaba dispuesta a aceptar que me golpearan, gritaran o estrangularan… muchas cosas», cuenta. Pensaba que era lo normal. El video sexual que se hizo público con Rick Salomon ya fue la gota que colmó el vaso: «Fue como ser violada electrónicamente».

Después de todo lo vivido, ahora está centrada en sí misma y en ganar dinero, lo que más le gusta. «No puedo irme de vacaciones, tengo la agenda repleta. Me encanta hacer dinero». Reconoce que se pasa cerca de 16 horas al día revisando sus redes sociales, algo que no ve con buenos ojos pero que no puede dejar de hacerlo.

Polémica tras polémica

Paris Hilton no solo ha acaparado titulares por estas cosas, también por varias polémicas. Fue tachada de homofóbica por unas declaraciones en las que confesó creer que «la mayoría de los hombres gays tienen sida…: «Estaría muy asustada si fuera un hombre gay». Además se la acusó de racista cuando declaró que no soportaba «a los negros». «Nunca tocaría uno. Es asqueroso», decía en una entrevista con el periodista Neil Strauss en 1999.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat