Para Hagobian, a la oposición «se le terminó el discurso», tras el acuerdo entre Mercosur-UE

Recordó que el argumento era que Uruguay «no negociaba acuerdos internacionales por cuestiones ideológicas».

2 936

Hace dos semanas comenzó a cerrarse el acuerdo de libre comercio entre la Unión Europea y el Mercosur (UE-M). Dicho acuerdo ha dado que hablar ya que se presume que así como puede beneficiar a algunos sectores, también puede perjudicar a otros. En entrevista con Sebastián Hagobian, miembro de la Comisión de Relaciones Internacionales del Frente Amplio (FA), este habló sobre la relevancia del acuerdo UE-M, el descrédito de la oposición al no querer reconocer el impulso y las negociaciones que hizo el FA para este acuerdo, y cuanto faltará para que el mismo se habilite y ejecute.

¿Qué relevancia tiene este acuerdo para la región, y sobre todo para Uruguay?

Lograr un acuerdo de estas características es un hito en este mundo de incertidumbre comercial, de proteccionismo de las grandes potencias, donde Estados Unidos es el primer actor en llevar estas políticas proteccionistas. Es un hito no solo para la negociación de la UE-M, que se hicieron desde el año 1999, sino también para nuestra agenda comercial y como país. Lograr este acuerdo da una renta de 100 millones en beneficios para Uruguay, por lo que significa no pagar aranceles a la Unión Europea (UE).

La conjunción del mercado del Mercosur con el de la UE va a representar un mercado de 800 millones de personas. Muchas empresas se van a poder instalar en Uruguay, incluso las empresas nacionales van a pasar de tener un mercado de 3 millones a 800 millones, y ellos van a poder exportar libres de impuestos.

¿Es posible que con este acuerdo entren más mercados a Uruguay?

En Uruguay se logró la mayor diversificación de mercados con este gobierno del Frente Amplio. Cuando iniciamos, estábamos alrededor de 150 mercados, el máximo pico que tuvo el gobierno de Batlle. Nosotros, al día de hoy, estamos en 164 mercados, es decir que hay una inflación de esos mercados.

Pero la dificultad que teníamos nosotros como mercado país, es que a estos mercados solo el 30% ingresamos con aranceles preferenciales. En 2015 Uruguay pagó por concepto de aranceles 650 millones de dólares, es decir impuestos que Uruguay tuvo que pagar para que su producción ingrese. Y eso nos deja una competitividad muy alta, a la hora de que nuestros productos ingresen al mercado. Por ejemplo, con China nosotros estamos ingresando con un 12%. Y ellos tienen un acuerdo de libre comercio con Australia y Nueva Zelanda donde, en el 2020 la carne va a ingresar con arancel 0%.

¿Fue importante la apertura del Mercosur para modificar las estructuras proteccionistas de algunos países?

Fue un proceso en el que la Cancillería uruguaya planteó dos aspectos en el Mercosur: por un lado una agenda comercial extra-bloque, de características que nos impulse en el mundo, ya que teníamos medidas de características proteccionistas. Por otro lado, buscamos tener un bloque con reglas claras, arriba de la mesa. Siempre buscamos un sinceramiento de la estructura del Mercosur. La idea es que el comercio fluya.

Aunque Argentina y Brasil se comportan como impulsores y beneficiarios del acuerdo, este fue mayormente motivado por Uruguay…

El uruguayo fue el único gobierno del Mercosur que estuvo en todo momento negociando e impulsando dicho acuerdo. La oposición decía que esto fue un producto de Macri y Bolsonaro. Ni siquiera nos quieren dar un poco de crédito. Es lamentable porque hay que ver esto más allá de los intereses electorales, y habría que ver los intereses del país por encima de todas las cosas.

Fue el gobierno del FA el que reimpulsó las negociaciones del 2011, y logró llevarlas adelante hasta lograr este acuerdo, que implica un montón de avances. Desde la oposición y los «autoconvocados», en forma irresponsable y mezquina, se decía que Uruguay no negociaba acuerdos internacionales por cuestiones ideológicas, pero ahora se les terminó el discurso. De todas maneras los autoconvocados nunca van a reconocer que nosotros estamos por encima de los intereses políticos-partidarios, y que ponemos por encima a Uruguay y al desarrollo nacional.

«Dos años y medio»
¿Cuánto falta para que el acuerdo se dé, con una firma definitiva?

Ahora falta una etapa de revisión de todos los estados partes. Francia planteó algunos reparos, principalmente por temas agroindustriales. En 2 años y medio, este acuerdo va a estar para que todos los estados de la UE ratifiquen con los del Mercosur, y por ahí estaría el acuerdo habilitado para poder comenzar.

También podría gustarte
2 Comentarios
  1. alfredo alsamendi dice
    20 años de negociaciones; y aún faltan afinar muchos detalles. La oposición no podrá decir que el acuerdo se hizo por motivos electorales…Cuando se firma un tratado comerical, las cuestioens ideológicas quedan afuera; se le compra y se le vende a países que están en las antípodas ideológicas en todo el mundo, y a nadie se le cae una lágrima. Acaso EEUU no le compra petróleo a Venezuela, dicho de otra manera, acaso Venezuela no le vende petróleo a EEUU?
  2. Miriam Rocha dice
    Pero esto fue gracias a Mauricio Macri ,lo dijo hoy el periodista GuillermoLussich en canal 10 Uy estaba ahí siguiendo pero no toca pito .

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.