Para facilitar llegada de vacunas en Brasil, senadores se reunieron con Pfizer y Janssen

Un senador incluyó una enmienda para que el Gobierno se haga responsable, requisito que los laboratorios consideran imprescindible para poder firmar un contrato de venta de vacunas.

Rodrigo Pacheco, presidente del Senado de Brasil, y el senador Randolfe Rodrigues se reunieron con representantes de las farmacéuticas Pfizer y Jansenn para intentar facilitar la llegada de más vacunas contra el COVID-19 a Brasil, según Sputnik. En un comunicado divulgado en su página web, el Senado informó que durante la reunión, por videoconferencia, se trató de la aprobación de la ley 1.026/2021, con dispositivos «que prevén la responsabilización del Estado por eventuales efectos negativos de los inmunizantes».

En su texto original, la citada ley, que aún no fue aprobada, flexibiliza las reglas para la adquisición de vacunas, pero no prevé responsabilizar al Gobierno en caso de que haya efectos adversos. El senador Rodrigues incluyó una enmienda para que el Gobierno se haga responsable, requisito que los laboratorios consideran imprescindible para poder firmar un contrato de venta de vacunas. Ejecutivos de la farmacéutica Pfizer informaron que no aceptarán las condiciones del Gobierno de Jair Bolsonaro de tomar la responsabilidad de posibles demandas judiciales en caso de que el fármaco presente efectos adversos durante su aplicación, según informó Folha de Sao Paulo.

Hasta ahora, el Gobierno de Jair Bolsonaro se mostró contrario a importar vacunas de Pfizer debido a estas exigencias, a pesar de que la empresa ofreció a Brasil sus vacunas contra el COVID-19 en junio del año pasado, según Sp. «La Pfizer está muy claro en el contrato: ‘Nosotros [la empresa] no nos responsabilizamos por cualquier efecto colateral’. Si te conviertes en un yacaré [caimán], es tu problema. Si te conviertes en superhombre, si le nace barba a una mujer o un hombre empieza a hablar fino, no tienen nada que ver», ironizó el jefe de Estado, según consignó RT. El 6 de febrero, la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa) de Brasil informó que Pfizer había solicitado el registro definitivo de su vacuna contra el covid-19. De esta manera, la farmacéutica esperaba obtener la ‘luz verde’ para comenzar a comercializar, distribuir y utilizar el fármaco en Brasil.

Rodrigues recordó que la vacuna de Pfizer ya se aplica en 69 países y que todos ellos asumieron la cláusula de responsabilidad civil. Respecto a la vacuna de Janssen, explicó que ya concluyó la fase tres de test y tiene una eficacia superior al 90%. Se espera que en los próximos días cuente con el visto bueno de las autoridades sanitarias de EEUU, la Unión Europea y la Organización Mundial de la Salud (OMS). En la actualidad, Brasil solo tiene contratos firmados con el laboratorio AstraZeneca y Sinovac, las dos vacunas que se están usando actualmente entre la población. Sin embargo, desde hace tiempo crece la presión para que se firmen más contratos con otras farmacéuticas, ya que las vacunas son insuficientes hasta el punto de que en los últimos días varias ciudades tuvieron que parar de vacunar por falta de dosis.

Pacheco se reunirá con el ministro de Salud, Eduardo Pazuello, para avanzar en la posibilidad de crear las condiciones necesarias para la llegada de más vacunas. El Consejo Nacional de Secretarios de Salud (CONASS) de Brasil informó ayer que se registraron 26.986 nuevos casos de coronavirus, elevando la cifra total de contagiados en el gigante suramericano a 10.195.160, según RT. Por su parte, el número de víctimas fatales por la pandemia subió a 247.143, al confirmarse otras 639 muertes en la última jornada. Hasta este domingo 21 de febrero, Brasil contabilizaba 10.168.174 infectados y 246.504 decesos por covid-19.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat