Para el PS, AU y FR, Miranda debe seguir en la presidencia hasta la llegada de las nuevas autoridades

Para el MPP «tiene que haber una transición» con una «conducción compartida».

El 1 de junio se preveía que Javier Miranda dejara la presidencia del Frente Amplio, pero el cronograma de la fuerza política se modificará por la pandemia y las elecciones para definir las nuevas autoridades se realizará en octubre o noviembre.

¿Qué pasará con la presidencia de la fuerza política? Es la pregunta que se hacen en la interna, en la que intentan llegar a un acuerdo para definir quién o quiénes se encargarán de liderar al FA hasta la llegada de las nuevas autoridades.

Por un lado se tiene en cuenta la posibilidad de armar un triunvirato, «como sucedió con Mónica Xavier, para que vaya rotando», señaló una fuente a LA REPÚBLICA. La segunda opción es que haya un sistema rotativo a partir del Secretariado Ejecutivo, mientras que la tercera posibilidad es convencer a Javier Miranda para que continúe al mando hasta el arribo del próximo presidente.

Respecto a esta última posibilidad, Asamblea Uruguay, el Partido Socialista y Fuerza Renovadora están de acuerdo. Pero pretenden que Miranda continúe al frente de la oposición con un mínimo de respaldo.

Asamblea Uruguay apuesta por un modelo intermedio entre las tres alternativas señaladas. Pretenden que Miranda siga como presidente pero con un «triunvirato» que acompañe en la presidencia. «La idea es que haya una voz unitaria y sea el presidente del FA la que presente las posturas del mismo», dijo un dirigente del sector astorista a LA REPÚBLICA. «Obviamente, para no llevar la contra», se piensa en «un equipo que acompañe a Miranda en esa tarea», indicó.

Respecto al Partido Socialista, según comentó un dirigente del sector a este medio, se «maneja que debe seguir Miranda hasta que tengamos nuevamente elecciones». «Estamos abiertos a pensar alternativas para fortalecer la conducción y en ese sentido vamos a aportar todo lo que podamos», agregó.

Miranda con respaldos

El líder de Fuerza Renovadora, Mario Bergara dijo al programa Panorama 1410 del multimedio LA REPÚBLICA que los tiempos que tenía la fuerza política son complejos y por eso es difícil que la fuerza política pueda llevar adelante «eventos» como el Congreso que reúne a más de mil personas y las elecciones, con campaña de por medio.

«Ese cronograma se va a postergar, y seguramente quede abierta de que si Miranda se va el 1 de junio o no, y bajo qué circunstancia». «Son temas que se están conversando en la interna del FA y nosotros con el propio Javier, nuestra perspectiva es que todo depende de la actitud y de compromiso que tomen efectivamente los sectores del FA», dijo.

En esa línea comentó: «creo que hay una perspectiva de una presidencia desgastada por varias circunstancias, una de ellas es que la presidencia de Miranda no recibió el apoyo de los sectores que debió recibir en estos años, y de alguna manera estirar esa situación si no hay un cambio de actitud en cuanto al apoyo de los sectores, no va a tener mayor ventaja. También es cierto que cualquier cosa que pongas, un compañero, un compañero, un triunvirato, será débil también porque todo el mundo lo va a percibir como algo transitorio. Será algo de 5 o 6 meses».

«Mi perspectiva es que el mal menor en ese panorama seria que por unos meses pedirle al compañero Miranda su continuidad pero con una clara contrapartida de un mayor grado de apoyo y de respaldo de todos los sectores del FA. Si no está ese respaldo es hasta injusto pedirle a Javier que continúe su mandato. Para mi gusto cualquier alternativa será de mucha debilidad y en el fondo siempre va a estar soportado por el accionar de los sectores», sentenció.

«No es impensable que haya una conducción compartida»

El Movimiento de Participación Popular (MPP) tiene una postura clara a la hora de pensar en las nuevas autoridades del Frente Amplio: pretenden una figura de consenso y el elegido es Marcos Carámbula. No se piensa ni se maneja otro nombre hasta el momento, según anunció la senadora Lucía Topolansky.

En cuanto a qué hará el Frente Amplio, respecto a las tres alternativas que se manejan para cuando culmine el mandato de Miranda, (armar un triunvirato, un sistema rotativo a partir del Secretariado Ejecutivo, o convencer a Miranda para que continúe al mando hasta el arribo del próximo presidente), el senador Eduardo Bonomi aseguró al multimedio LA REPÚBLICA hay una vía más a su entender: «pensar que el conductor único como Seregni, único en el marco de una conducción colectiva, una figura que fuera ajena a los partidos (sectores) más importantes y permitiera unificar lo impensable. Nadie pensó en (Rodney) Arismendi como presidente del FA, porque no unificaba (a los sectores) o a Terra presiente). Lo mismo con Tabaré, pertenecía al PS pero no era una figura del PS», comentó.

«Hoy es impensable, que alguien perteneciente a un sector, o fuertemente identificado con un sector sea el conductor. No es impensable que haya una conducción compartida y que haya un triunvirato o algo por el estilo», dijo respecto a la transición. «Creo que en los tiempos que se están dando se encuentre una figura de esas características, pero si se llega a encontrar, tiene que haber una transición de una conducción compartida. No compartida por 27 grupos políticos, sino por dos o tres. Un triunvirato», finalizó.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat