Orsi enfatizó que no se frenan los niveles de contagios solo con la apelación al uso de la «libertad»

El intendente de Canelones sostuvo que «lo que hoy ocurre no es culpa de la gente» y reiteró que el cierre de fronteras sería una posible solución, lo que ya generó polémica la semana pasada debido a un intercambio con el ministro de Defensa.

En una extensa carta publicada este lunes, cuyo título es «Gobernar es elegir», el intendente de Canelones Yamandú Orsi reiteró con más argumentos su punto de vista acerca de la manera es que el Poder Ejecutivo está abordando el combate a la pandemia del Covid-19.

En la misiva, el jefe comunal canario sostuvo que «lo que hoy ocurre no es culpa de la gente», remarcó que «hace ya un rato que dejamos de ser el ejemplo distinto en América Latina», e hizo especial hincapié en que solo con la «libertad responsable» no se frena el incremento de casos. El político cree que, para que esta sea posible, «resulta imprescindible» ayudar profundamente a los más vulnerables y modificar la estrategia ante el aumento de casos y la ocupación de los CTI. Acotó que anhela un intercambio entre todo el sistema político y la comunidad científica, «pero justo en este momento el gobierno manifiesta que no es necesario conversar».

Más allá de esto deseó que «el gobierno sea el que tenga la razón y que el resto estemos todos equivocados». Y hacia el final de la carta, Orsi sostuvo que «no podemos dejar de decir lo que nos parece que está ocurriendo. Cada uno, desde donde nos toca estar y teniendo siempre presente que hay cosas que no sabemos. Y cuando uno no sabe escuchar a los especialistas: equivocarnos está dentro de las posibilidades. Y está claro que a nadie le gusta. Pero tener razón es consecuencia del manejo correcto de múltiples variables. Nunca fruto de la suerte. Es tiempo de elegir, no de embocar».

Otra vez la polémica

Orsi también efectuó alguna propuesta, y entre ellas reiteró que el cierre de fronteras sería una posible solución, lo que ya había generado polémica la semana pasada cuando lo dijo por primera vez, debido a un intercambio con el ministro de Defensa. «Restringir acceso y movilidad en la frontera, por ejemplo. O acotar horarios en algunas actividades, no son medidas que nos encuadren en un estado policíaco. Por ejemplo, en Europa no se puede ir de una ciudad a otra libremente», dijo.

Recordemos que, al respecto, Javier García había dicho que «tenemos 1.067 kilómetros de frontera con Brasil, dos terceras partes son río, lagunas y un tercero es frontera seca, más de 300 kilómetros. Cerrar la frontera seca es imposible, entonces lo que hay que hacer es, con criterio de referencia, en los lugares que tienen mayor pasaje o concentración, poner puestos de control y aplicar la ley» y le explicó además a Emiliano Cotelo, quien lo cuestionó al respecto en Radiomundo, que «dígame cómo se cierran 1.000 kilómetros de frontera. Tiene que tener la capacidad de cerrarlo en el medio del campo. ¿Un soldado hombro con hombro? Todos tenemos una opinión, el tema es el cómo».

En otro pasaje, García habló de la posibilidad de «cercar» Rivera, partiendo de que es la ciudad más grande de frontera y la que presenta mayores niveles de contagio desde el comienzo de la pandemia, y enfatizó que «no es posible sacar a Rivera del Uruguay. Cómo hace para que un compatriota, que tiene los mismos derechos y vive en Uruguay, no venga a Montevideo. Con el fin de la salud se violaría la Constitución y el derecho a la libre circulación. Habría personas presas en su departamento y otros que vivimos libres» y agregó que «esas medidas no han sido efectivas a lo largo del mundo».

Hacia el final, el secretario de Estado ironizó acerca de la propuesta de Orsi, al manifestar que «no se puede estar en contra de la ley que evita las aglomeraciones, pero al mismo tiempo a favor de la cuarentena. Con una mano aplaudiendo al GACH y con la otra mano disolviendo aglomeraciones con la policía y las FFAA. Es una locura. Insistir con el cierre de los departamentos es perder el tiempo. Este gobierno está a favor de la libertad y los derechos individuales. Esa medida agregaría un problema, no lo evitaría».

«El dilema está a la vista»

Enrique Rubio, senador de la Vertiente Artiguista-FA, tuiteó que «si estamos jugando una carrera contra el tiempo de vida o muerte entre contagios y vacunas, es incomprensible que no se financie la vacunación los fines de semana. Me convencieron algunos de los que han contestado que la secuencia de llegada de vacunas no da para aumentar el ritmo de nuevos vacunados. Pero eso les da fundamentos mucho más fuertes a las medidas de suspensión de actividades. El dilema está a la vista».

1 comentario
  1. JOSE MIGUEL FERNANDEZ ABADIA dice
    Esto lo van apagar con carcel y trabajos forsados de por vida.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat