Recomiendan vacunar primero a trabajadores de la salud de primera línea y a los más vulnerablesOPS pide a América Latina no confiar solo en la vacuna contra la covid-19

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) advirtió recientemente que, aun cuando se introduzca una vacuna ante la covid-19, la enfermedad seguirá presente, por lo que todas las esperanzas no pueden depositarse en la vacunación.

Mientras se aplica la vacuna “este virus seguirá propagándose y la gente seguirá enfermando. Por tanto, no podemos depositar todas nuestras esperanzas únicamente en las vacunas”, dijo la directora de la OPS, la dominiquesa Carissa Etienne.

Aún con la vacunación “todavía necesitaremos diagnósticos para identificar a los que están enfermos, y mejores tratamientos para atenderlos. Continuaremos confiando en medidas tradicionales de salud pública, como pruebas, seguimiento de contactos y cuarentenas, para minimizar la propagación del virus”, explicó.

Además “seguiremos contando con personas que ejerzan el distanciamiento social, lavándose las manos con frecuencia y usando mascarillas en público, para proteger a otros de enfermarse”.

Etienne destacó, por otra parte, que los países no deben esperar a que llegue la vacuna para organizar su distribución y aplicación, y en una conferencia de prensa virtual en esta capital instó al hemisferio a planificar desde ahora ese proceso, para así reducir el número de muertes.

En línea con las recomendaciones de la OMS (Organización Mundial de la Salud), Etienne sostuvo que “los trabajadores de la salud de primera línea, el personal de respuesta inmediata y los que cuidan a los ancianos deben vacunarse primero”.

Los siguientes inmunizados con las vacunas deben ser “los grupos vulnerables, como los adultos con afecciones preexistentes, especialmente los mayores de 65 años”, y para los sistemas de salud “el desafío radica en identificar a estos grupos tempranamente y determinar cómo llegar mejor a ellos”.

La OMS, y en particular su director, Tedros Adhanom Ghebreyesus, aboga por que se vacunen primero no todos los habitantes de un solo país, sino los habitantes más vulnerables en todos los países.

Cuando las vacunas estén disponibles “el mecanismo Covax brindará a los países de nuestra región la mejor oportunidad para acelerar el acceso a las vacunas para covid-19 y reducir el impacto de la pandemia en las personas y la economía”, dijo Etienne.

Covax es un mecanismo en el que se han interesado ya 172 países para compartir la producción, distribución y aplicación de las vacunas para la covid, con atención a las necesidades de los países con menores ingresos.

Para Tedros “esto no es caridad. La ruta más rápida para terminar con la pandemia y acelerar la recuperación económica mundial es asegurar que algunas personas sean vacunadas en todos los países».

Etienne comentó que se estudian casi 200 candidatas a vacunas “y esperamos que una o más de ellas resulten eficaces, pero no hay garantía. Es posible que las primeras vacunas solo brinden una protección parcial o no funcionen para todos”.

“Todavía no sabemos cuál vacuna se considerará segura y eficaz y cómo funcionará. Pero sí sabemos que, si no nos preparamos ahora, perderemos la oportunidad de beneficiarnos rápidamente”, dijo la responsable.

“La verdad es que los países no pueden esperar a tener todas las respuestas antes de comenzar a planificar y prepararse para administrar una vacuna”, concluyó.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat