Nuevo escándalo entre Bolsonaro e indígenas por un pastor evangélico

La decisión del presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, de designar a un pastor evangélico al mando de una oficina vinculada a los pueblos indígenas desató un nuevo escándalo en el país.

La mala relación entre el Gobierno de Bolsonaro y los pueblos indígenas de Brasil volvió a acrecentarse en los primeros días de febrero, cuando una resolución designó a Ricardo Lopes Dias como coordinador general de la oficina de ‘Indios Aislados y de Reciente Contacto’ de la Dirección de Protección Territorial de la Fundación Nacional del Indio (Funai).

Lopes Dias es un expastor evangélico y exmisionero que participó en ‘Misión Nuevas Tribus de Brasil’, un movimiento que procuraba evangelizar indígenas en sus tierras de Vale do Javari, en la región de Amazonas.

Según recoge el portal Metropoles, la designación fue cuestionada en primer término por la Defensoría Pública de la Unión. «El riesgo de una nominación que no atienda criterios técnicos es la muerte en masa de indígenas como consecuencia de enfermedades a partir del contacto irresponsable o los conflictos flagrantes con misiones religiosas, madereros, mineros, cazadores y pescadores ilegales».

No fue el único cuestionamiento: ahora es el Ministerio Público Federal el que presentó contra la designación una ‘acción civil pública’, un instrumento jurídico previsto para defender derechos colectivos puestos en peligro por medidas adoptadas por el Estado.

El recurso señala que la designación de Lopes Dias contradice la voluntad de la Asamblea Nacional Constituyente que funcionó en Brasil entre 1987 y 1988 y que por primera vez consagró en la carta magna los derechos de las poblaciones indígenas.

Según el Ministerio Público, la designación del exmisionero se hizo modificando el reglamento interno de la oficina, que establecía que solo podía estar a cargo un funcionario de carrera.

Además, los fiscales autores del recurso señalan que en el nombramiento de Lopes Dias existe un claro conflicto de intereses, puesto que el pastor «tiene un vínculo con una organización cuya misión es evangelizar a los pueblos indígenas».

De acuerdo al medio brasileño, el Ministerio Público basó su recurso también en documentación que indica que el movimiento misionero al que pertenecía el pastor realizaba «contactos forzados» con pueblos indígenas con el fin de «evangelizar» a pueblos aislados.

1 comentario
  1. washington tabeira dice
    Como está el mundo! Guaidó reconocido como presidente por un número significativo de naciones, la extrema derecha creciendo en el mundo. paralelamente los pobres son más y más pobres, cuanto los ricos, menos son, pero más ricos. en suma: la humanidad se perdió en los laberintos del materialismo. Hoy se piensa más en tener, que en SER. nos estamos devorando unos a otros en un egoísmo desenfrenado, al mismo tiempo los poderosos tranquilos en sus tronos de poder y de lujo!!

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat