Nueva evidencia de existencia inteligente extraterrestre

Un nuevo estudio aumenta las probabilidades de que la Tierra haya sido visitada por civilizaciones inteligentes antes de la existencia de las civilizaciones humanas

0 1.035

La denominada «paradoja de Fermi», según la cual las altas probabilidades de la existencia de vida extraterrestre se contradicen con las faltas de evidencias científicas de la misma, ha enriquecido el debate acerca de nuestra soledad en el universo.

Sin embargo, el físico Enrico Fermi, instaurador de esta paradoja, desconocía los razonamientos recientes llevados a cabo por un estudio publicado en The Astronomical Journal, según el cual las civilizaciones avanzadas del cosmos pueden estar esperando el momento oportuno para visitar nuestro planeta, y podrían haber hecho lo mismo en el pasado.

Según el análisis realizado en 1975 por el astrofísico Michael Hart, en los 13.600 millones de años que pasaron desde el Big Bang (momento de formación de la Vía Láctea) debería de haberse producido algún encuentro de nuestra galaxia con algún emisor de otra civilización tan avanzada (o más) que la nuestra.

Pero la ausencia de todo rastro de tal encuentro, llevó a Hart a convencerse de la inexistencia del mismo. Lo que nunca imaginaron ni Hart ni Fermi es que, al estar los sistemas solares como el nuestro en movimiento constante (por más que sea difícil imaginarlo), los posibles visitantes de nuestro sistema estelar podrían estar esperando que éste se les acercara para «pegar el salto». Según le explicó a Business Insider, Jonathan Carroll-Nellenback, autor principal del estudio publicado en The Astronomical Journal.

«Si no tienes en cuenta el movimiento de las estrellas cuando intentas resolver este problema, básicamente te queda una de dos soluciones: o nadie abandona su planeta, o de hecho somos la única civilización tecnológica en la galaxia.

Las estrellas (y los planetas a su alrededor) orbitan el centro de la galaxia en diferentes caminos a diferentes velocidades. Mientras lo hacen, ocasionalmente se cruzan, así que los extraterrestres podrían estar esperando que su próximo destino se acerque a ellos.»

Si tenemos esto en cuenta, ya no parece tan descabellado que la Tierra haya sida visitada por civilizaciones extraterrestres antes de la existencia de las primeras civilizaciones humanas, ni tampoco que estas civilizaciones de ciencia ficción estén aún en camino de convertirse en simple «ciencia» ante nuestros ojos.

Según el equipo de investigadores, los estudios que intentan desentrañar los misterios de la paradoja de Fermi no habían tenido en cuenta que las galaxias se encuentran en movimiento. En efecto, nuestra galaxia se encuentra dentro de una órbita de 230 millones de años.

Sucede entonces que en caso de que una civilización inteligente con tecnología avanzada y aislada en el universo estuviese deseosa de encontrar otro planeta habitable sobre el cual establecerse (podría ser nuestro caso en el futuro), sería lógico que ésta esperase a que su destino se acercase lo suficiente para que el viaje sea más corto, económico y seguro.

Esta civilización viajera debería entonces esperar el tiempo suficiente para que la estrella alrededor de la cual orbita su planeta se acerque a otra estrella alrededor de la cual orbita otro planeta habitable. «Si el tiempo suficiente es mil millones de años, entonces esa es una solución a la paradoja de Fermi. Los mundos habitables son tan raros que hay que esperar más de lo que se espera que dure una civilización antes de que otro entre en rango», explicó Carroll-Nellenback.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.