«No escuché a ningún dirigente que nos apoye en esta situación»

Eduardo Aguirre, vocero de AUDAF, explicó por qué los árbitros pararon el fútbol y lamentó algunas reacciones.

2 493

En las últimas semanas, más que de fútbol, se ha hablado de árbitros. Los reclamos formales de Nacional, que se siente perjudicado por los penales que no le dieron en la recta final del Clausura (a lo que se suman algunos fallos que, entienden, favorecieron a Peñarol), llevaron a los tricolores a retirarle la confianza al Ejecutivo de AUF y a quitar sus representantes de diversos órganos del ente rector del fútbol uruguayo.

Pero siempre que hay un grande, el otro no anda demasiado lejos. Algunos dirigentes de Peñarol se expresaron públicamente contra la postura de Nacional, alimentado las llamas de un incendio al que nadie parece importarle apagar.

En las últimas horas, la Asociación Uruguaya de Árbitros de Fútbol (AUDAF) decidió suspender la última fecha del Clausura luego de que ladrones asaltaran la casa de su presidente, Marcelo De León, y dejaran pintada la palabra «bolso», con un «5» haciendo las veces de «s», en una de las paredes.

Más que lamentar lo ocurrido, desde uno y otro bando empezaron a lanzarse acusaciones cruzadas sobre la autoría del hecho contra la casa de quien hace algunos días había tenido que hacer una denuncia penal por las amenazas de muertes contra él y su familia recibidas en las redes sociales.

La decisión de AUDAF

En la medianoche del viernes, el gremio de árbitros decidió dejar en suspenso la última fecha y fijar una asamblea para el martes, en la que se determinarán los pasos a seguir.

Dicha medida fue anunciada en el comunicado que transcribimos a continuación: «En virtud de los hechos de violencia ocurridos recientemente contra uno de nuestros agremiados, siendo este objeto de amenazas contra sí mismo y su familia, sufriendo incluso un atentado contra la privacidad de su domicilio, con claras muestras de relacionamiento hacia la función arbitral, y sumado a la escalada de hechos acontecidos que no parecen aislados, sino como una intención deliberada de menoscabar la función arbitral, pretendiendo condicionarla a presiones externas, esta gremial resuelve paralizar las actividades en todas sus categorías y disciplinas.

Asimismo, informamos que esta comisión directiva ha decidido mantenerse en sesión permanente y convocar a una Asamblea extraordinaria de Socios con carácter urgente para el próximo martes de 3 de diciembre del corriente año. La paralización de las actividades referida continuará hasta el día de la Asamblea mencionada, sin perjuicio de la resolución que allí se adopte».

«Tenemos la sensación de que fue premeditado»

Eduardo Aguirre, integrante y vocero de AUDAF en este caso, habló en «Embajadores del gol» sobre lo ocurrido, las reacciones que generó y los pasos a seguir de aquí en más.

Tras considerar que «la pintada es la clave del hecho, porque es vinculante con el fútbol», Aguirre sostuvo: «Tenemos toda la sensación que fue un hecho premeditado. Marcelo De León fue a hacer un mandado y cuando volvió lo robaron. Pero nadie te deja un mensaje como esos».

«Somos un gremio y tratamos de que los árbitros se sientan identificados y apoyados. Pero esta medida no es solo para los jueces, sino también para su entorno», agregó.

Además, responsabilizó a los directivos por no contribuir con sus mensajes a que el ánimo estuviera un poco menos caldeado hacia los árbitros. «Siempre quisimos bajar la pelota al piso, pero los directivos no lo hacían. Esto pasó de la raya. Por eso nos tomamos tiempo hasta el martes para comunicarles a los compañeros, pensar y ver qué medidas resolvemos», dijo.

Luego, lamentó: «No escuché a ningún dirigente que nos apoye en esta situación, quieren garantías para todos los cuadros y nos exponen a nosotros como los culpables».

Los comunicadores también se llevaron un palito, pues Aguirre considera que algunos «dan discursos violentos para la gente que se descarga en el fútbol. Nosotros somos trabajadores, no solo vivimos del arbitraje y tenemos otros trabajos».

Habrá que esperar hasta el martes para ver cómo termina esta historia, si aparecen soluciones que satisfagan a las partes y el Uruguayo 2019 puede reanudarse para ofrecer sus últimas funciones.

También podría gustarte
2 Comentarios
  1. jinete justiciero dice
    Cuando Peñarol pintó en la AUF que había balas para todos, te quedaste calladito.
  2. Pedro dice
    Insólito este tipo diciendo que los dirigentes crean la violencia cuando son los jueces que se han pasado «»equivocando»» contra Nacional y a favor de Peñarol que pensaba que Nacional se iba a quedar de brazos cruzados ante tanto despojo ? Es más para mí hasta poco han hecho los dirigentes de Nacional porque deberían ir FIFA para que intervenga en el fútbol uruguayo y no que acá hagan ganas por decreto a pealosñarol como viene aconteciendo desde hace ya 3 años. Y lo del robo supuesto fueron manyas 6allinas del 13 para culpar a las hinchada de Nacional escribieron bol50 se equivocaron y regalados quedaron. Aprovechando el descontento de la hinchada de Nacional contra los jueces, lograr un paro de actividades para que sus jugadores lesionados se recuperen porque aún con los jueces a su favor la ven brava, Nacional con todo en contra encabeza la tabla anual.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.