Nazarenos fue una ráfaga de parodismo

Doña Bastarda logró cautivar desde el texto y con el canto, La Clave renovó su plantel y cambió su estilo.

Doña Bastarda

Pasó por el Ramón Collazo luego de dar Prueba de Admisión debido a su sanción del año pasado, muchos esperábamos que la murga tuviera su revancha y pudiera posicionarse en el lugar que le correspondía.

Es un gran año de este título que se plantó excelentemente en escena y desarrollo una historia de superhéroes que fue por momentos ovacionada por la platea.

Una excelente vestuario, buen maquillaje, notable escenografía y por sobre todo una notable puesta en escena hacen de este show murguero uno de los mejores que vimos en la primera rueda.

La murga no se guarda críticas para nadie pero se posiciona desde un lugar de lucha por los derechos ganados en esta década de gobierno progresista.

Su mensaje tiene tintes humorísticos sin olvidar el mensaje que se pretende das.

La despedida es una «joyita» dedicada a esos superhéroes que todos admiramos de niños como son los padres.

Resumiendo un gran trabajo de la murga que se posiciona entre las mejores de la temporada y aguarda por sus restantes rivales para saber el lugar que puede ocupar en la competencia, para nosotros el la gran sorpresa del año.

La Clave

Volvió al Teatro de Verano con el firme propósito de demostrar que sus temas internos no perjudicaron la capacidad artística el grupo.

El cambio masivo de componentes y técnicos hicieron que la murga cambiara mucho su parte tímbrica pero manteniendo la buena calidad de arreglos.

El texto tiene altibajos importantes en la parte central del espectáculo que no logra enganchar al público desde la platea.

El vestuario es de los puntos altos del conjunto con cambios permanentes durante el trascurrir de la propuesta.

Hay un gran trabajo de su cupletero central que su interpretación logra disimular las carencias de texto.

Para sintetizar, un año bisagra de la murga Carolina que no llegó a niveles de años anteriores pero espera con entusiasmo la segunda rueda. Igualmente no le vemos grandes chances de llegar a las finales pero, falta mucho.

Nazarenos

Venía a defender el campeonato de la temporada anterior con la ilusión de lograr por primera vez el bi-campeonato que hasta el momento no ha conseguido pese a los cinco primeros premios obtenidos.

El conjunto liderado por la Familia Villalba nos trajo una presentación que es de las mejores de la temporada desde lo estético y musical.

La primera parodia (Aladdin) está directamente pensada en apuntar a la risa y la logra permanentemente basado en un gran trabajo de Ledys «Panchito» Araujo, Ricardo «Tato» García y Sergio «Checho» Denis obviamente Aldo Martínez aporta lo suyo en el papel principal de la parodia pero jugando de pívot para que todos tengan su momento.

Muchos sostienen que el campeonato de parodistas se define en la elección de las parodias y este conjunto viene apuntando bien desde hace unos años. Cuando la elección recayó en «Guasón» todos nos dimos cuenta que podía ser la parodia de la temporada.

La actuación de Aldo es simplemente antológica, su personificación del personaje, los quiebres dramáticos, la impostación de voz y la estética utilizada constituyen un punto altísimo en el desarrollo de la historia.

Un conjunto que sabe preparar sus espectáculos pensando hasta en el más mínimo detalle sin dejar nada librado al azar, igualmente los planos de sonido en el comienzo del espectáculo le jugaron una mala pasada y los micrófonos de línea no estaban en los volúmenes adecuados (algo que para la segunda rueda tendrá que cuidar).

Destacar también el excelente nivel coreográfico, se baila mucho y se lo hace muy bien, con distintos ritmos y una dinámica imponente.

La escenografía es otro de los puntos altos de este notable show que reúne lo necesario para estar a la altura de un primer premio.

En pocas palabras diremos que Nazarenos quiere guerra y tiró (en esta primera rueda) con munición gruesa. Sus rivales tienen con que defenderse pero como decimos siempre al campeón hay que noquearlo y este sigue de pie y repartiendo bollos a quien se le cruce. Faltan dos rueda y la categoría se pone divina con una definición de tres que dará que hablar.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat