Nacional y Rentistas empataron y habrá final

Los dirigidos por Gustavo Munúa salieron a la cancha con: Sergio Rochet, Guzmán Corujo, Paulo Vinicius, Mathías Suárez, Armando Méndez, Claudio Yacob, Gabriel Neves, Santiago Rodríguez, Pablo García, Alfonso Trezza y Gonzalo Bergessio.

Por su parte el equipo rojiverde dirigido por Francisco Palladino formaron con: Danilo Lerda, Agustín Sant´Anna, Gastón Pagano, Facundo Tealde, Marcelo Estigarribia, Sebastián Gonzalez, Maximiliano Cantera, Andrés Ravecca, Federico Ramos, Facundo Batista y Federico Castellanos.

Los primeros 20 minutos mostraron a la visita más sólida en el último tercio pero con fallas en la definición, por su parte Nacional no encontró el fútbol hasta la conexión en el ataque por el lado de Trezza que a los 18 minutos estrelló el balón contra el horizontal de Lerda.

El bombazo de la tarde lo dio Batista cuando a los 38 minutos marcó el 1 a 0 tras una gran jugada personal de Cantera que habilita en un exquisito pase al juvenil rojiverde. Deportivo finalizó el primer tiempo generando peligro en el área rival utilizando el juego de bandas y los errores en la espalda de la defensa tricolor.

Felipe Carballo fue el hombre que ingresó en la segunda mitad y que le puso picante a la misma ya que a los 51 minutos marcó el empate en una muy entrevera jugada con un error de Estigarribia en el despeje que permitió al tricolor marcar el 1 a 1.

Los nervios pos gol incidieron en Deportivo que a los 70 minutos con dominio local, el futbolista Sebastián González es correctamente expulsado por una dura entrada con pierna extendida.

La tensión del segundo tiempo se vivió en el arco de Danilo Lerda con los constantes ataques de los dirigidos por Gustavo Munúa que sin éxito malograron tres jugadas claras de gol. Finalmente el empate en el Parque Central y en Jardines del Hipódromo decreta que el miércoles habrá final en el Estadio Centenario entre Nacional y Rentistas.

El mejor de la cancha para la visita fue Maximiliano Cantera que generó la jugada del primer gol y fue la preocupación constante del albo en las contras del rojiverde. Por su parte, los aplausos en el local se los lleva Carballo que ingresó para darle aire y gol al equipo de Munúa en un momento donde el reloj era enemigo.

Lo positivo para Deportivo es que en su vuelta a la primera división profesional logró cuatro puntos de seis ante los grandes del país y en una gran primera mitad se encuentra a escasos puntos de firmar oficialmente la permanencia en el círculo de privilegio del fútbol uruguayo.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat