Nacional recordó los 39 años de su segundo título Intercontinental

El 11 de febrero está marcado a fuego en la historia de Nacional por haber sido el día en que el club logró el segundo título intercontinental de su historia.

1 339

«En la madrugada de nuestro país del 11 de febrero de 1981, el Decano vencía 1-0 al Nottingham Forest y conquistaba su segunda Copa Intercontinental. ¡Felicidades a los campeones de aquella gesta fantástica!», fue el mensaje que publicó el Twitter oficial de los tricolores para recordar aquella histórica gesta, ocurrida hace ya 39 años.

La delegación alba que viajó a Tokio, que aquel año se transformó en la sede de los duelos entre los campeones de la Libertadores y la Champions, estuvo compuesta por Juan Carlos Blanco, Víctor Espárrago, Dardo Pérez, Washington González, Rogelio Ramírez, Arcenio Luzardo, Denis Milar, Waldemar Victorino, Alberto Bica, Julio César Morales, Oscar Aguirregaray, Daniel Enríquez, Miguel Pereyra, José R. Cabrera, Rodolfo Rodríguez, Héctor Molina y José H. Moreira.

No era un rival cualquiera

Waldemar Victorino fue el autor de aquel histórico gol ante Nottingham Forest, que, recuerda el sitio oficial de Nacional, «era el campeón de Europa por segunda vez consecutiva. En la final de 1980, que se jugó en el Estadio del Real Madrid frente al Hamburgo, equipo de Alemania Federal, venció por 1 a 0 con gol de Robertson.

Tenía en sus filas grandes jugadores como el arquero Peter Shilton, el jugador que más veces defendió la camiseta del seleccionado inglés, y Trevor Francis, considerado en ese momento uno de los mejores jugadores del mundo.

El equipo inglés había llegado a tener el récord de 42 partidos sin ser derrotado. El enemigo era muy poderoso, pero Nacional, inspirado en el espíritu de sus fundadores, no temía al reto».

También podría gustarte
1 comentario
  1. ugo codevilla dice
    Tiempos Viejos Julio Sosa ¿Te acordás, hermano? ¡Qué tiempos aquéllos! Eran otros hombres más hombres los nuestros. No se conocían cocó ni morfina, Los muchachos de antes no usaban gomina. ¿Te acordás, hermano? ¡Qué tiempos aquéllos! ¡Veinticinco abriles que no volverán! Veinticinco abriles, volver a tenerlos, Si cuando me acuerdo me pongo a llorar.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.