No es verdad que los camellos almacenen agua en sus jorobasMitos y curiosidades del reino animal que nos sorprenden

En el reino animal existen algunos comportamientos muy distintos a los de los humanos, que pueden resultarnos curiosos, y sobre cuya explicación los científicos han especulado durante años.

Debido a que en muchas ocasiones existe literatura insuficiente, o porque se cuelan falsas creencias en el imaginario social, suelen perdurar mitos sobre el comportamiento de algunos animales que conviene señalar y desmentir.

Por ejemplo, algunas de las creencias más extendidas son que los camellos almacenan agua en sus jorobas, que los perros ven en blanco y negro, que las arañas son presa de nuestras mandíbulas mientras dormimos o que los tiburones tienen como pasatiempo acudir a las costas a cazar seres humanos. Muchas de estas ‘animaladas’ han alimentado miedos injustificados y, en definitiva, han extendido la incultura científica.

A continuación, desmitificamos algunas de estas falsas creencias, y damos respuesta a algunos comportamientos curiosos sobre los animales.

¿Por qué las vacas no pueden bajar las escaleras?

Las vacas tienen dificultades para bajar escaleras porque la inclinación y la estructura de las escaleras no se encuentran en la naturaleza y están diseñadas para las proporciones de las piernas humanas. Una escalera suele tener una pendiente de 35 grados, por lo que los humanos podemos bajarla sin pensarlo dos veces. Las vacas, por otro lado, tienen una distribución de peso y estructura ósea muy diferente a la nuestra, por lo que es difícil que se muevan de la misma manera.

¿Por qué los flamencos tienden a sostenerse sobre una sola pata?

Este comportamiento ha desconcertado a los investigadores durante años, pero existen varias hipótesis que podrían servir de explicación.

Una de ellas sugiere que sostenerse sobre una sola pata ayuda a reducir la fatiga muscular, permitiendo que los flamencos se muevan más rápidamente cuando son amenazados por los depredadores. Otra posible explicación implica el mantenimiento de la temperatura corporal. Debido a que las aves pierden mucho calor a través de sus patas y pies, sostener una pierna más cerca del cuerpo posiblemente podría ayudarlas a mantenerse calientes.

Sin embargo, otra hipótesis sugiere que los flamencos, como las ballenas y los delfines, son capaces de apagar la mitad de sus cerebros cuando duermen. Sostenerse sobre una pata, por tanto, sería un reflejo natural que les ayudaría a mantener el equilibrio y evitar que se caigan.

Los ornitólogos admiten que, hasta ahora, ninguna hipótesis ha sido confirmada con certeza.

¿Por qué los gatos odian el agua?

Algunos felinos grandes, como los tigres, comúnmente se bañan para refrescarse o cazar presas. Pero, ¿por qué a los gatos domésticos suele desagradarles el agua?

Pero la explicación más probable de que a los gatos no les guste mojarse es debido a lo que el agua le hace a su pelaje. El pelaje mojado es extremadamente incómodo para un gato y, a menudo, tarda mucho tiempo en secarse.

¿Cómo duermen los caballos?

Los caballos suelen acostarse para dormir profundamente, en la fase REM. Sin embargo, durante el día suelen echar cabezaditas, como pequeñas siestas, mientras están de pie. ¿Por qué lo hacen?

Dormir mientras se está acostado puede ser peligroso para un caballo. Estos animales necesitan un poco de esfuerzo para levantarse, lo que los hace vulnerables a los ataques de los depredadores.

Y, ¿cómo consiguen dormir sin caerse? Pueden hacerlo gracias a su sistema de tendones y ligamentos, que ofrece un extraordinario apoyo, y que permite al caballo bloquear las principales articulaciones de sus patas.

¿Por qué los tiburones atacan al ser humano?

El miedo a los tiburones es uno de los temores más injustificados. Aunque la probabilidad de ser atacado por un tiburón en el mar es muy baja, dado que no está en la naturaleza del tiburón considerar al ser humano como una presa, sí se producen decenas de ataques cada año en todo el mundo. Si el ser humano no es percibido como alimento para el tiburón, ¿por qué se producen estos ataques?

Se cree que, especialmente en aguas poco profundas cerca de la costa muchos encuentros con los escualos ocurren por simple confusión. El tiburón, preparado para morder cualquier cosa que se parezca remotamente a un pez, como un pie con una parte superior bronceada y un fondo más pálido, puede morder accidentalmente a un humano en el oleaje agitado de una playa abarrotada.

¿Los camellos almacenan agua en sus jorobas?

Los camellos son conocidos por su capacidad de pasar semanas sin necesidad de beber agua, una habilidad que los hace animales de carga particularmente útiles para las personas que viajan a través de entornos áridos.

Pero no es verdad que los camellos almacenen agua en sus jorobas, no es más que un mito. Las jorobas de los camellos en realidad almacenan tejido graso, que no agua, que se utiliza como fuente de alimento cuando la comida es escasa.

¿Por qué algunos animales hibernan?

Ciertos animales hibernan porque los suministros de alimentos escasean durante los meses de invierno. Al entrar en un sueño largo y profundo, evitan el consumo de energía durante este periodo, despertando cuando la comida se vuelve más abundante.

Se cree que un compuesto en la sangre de los hibernadores conocido como HIT (activador de inducción de hibernación) les permite a estos animales saber cuándo es el momento de prepararse para la hibernación. Los días más cortos, la disminución de los suministros de alimentos y las temperaturas más frías parecen influir en el HIT, aunque el mecanismo exacto sigue siendo un misterio.

Los animales que hibernan tienden a comer una gran cantidad de alimento en otoño y acumular importantes reservas de grasa corporal. La grasa proporciona calor corporal adicional, así como la energía necesaria para cuando el animal despierte.

Los osos se asocian comúnmente con la hibernación, aunque no se les considera verdaderos hibernadores, porque su temperatura corporal no disminuye significativamente. En cambio, otros animales que sí hibernan son el ratón saltarín, el murciélago pardo, la marmota y ciertas especies de ardillas terrestres.

 

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat