Mike Pence asistirá a la investidura de Joe Biden

Las relaciones entre Trump y Pence se deterioraron mucho desde que el vicepresidente confirmó el jueves la victoria del demócrata Joe Biden en las elecciones presidenciales.

El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, asistirá a la ceremonia de investidura del presidente electo Joe Biden, informaron el sábado varios medios, después de que Donald Trump, actual presidente de los EEUU, anunciara que no participará en el acto, según AFP. Las relaciones entre Trump y Pence se deterioraron mucho desde que el vicepresidente confirmó el jueves la victoria del demócrata Joe Biden en las elecciones presidenciales de noviembre, ante las dos cámaras del Capitolio, tras una jornada de violencia en Washington.

Una turba de partidarios de Trump irrumpió en el Capitolio, donde tuvieron que interrumpirse las sesiones. Cinco personas murieron en estos altercados, de los que el presidente republicano es acusado de azuzar con sus declaraciones. El sábado, múltiples informaciones de prensa citando a responsables gubernamentales de alto nivel aseguraron que Pence, que fue evacuado durante los incidentes en el Capitolio, decidió asistir a la investidura de Biden el 20 de enero.

El presidente electo declaró el viernes que Mike Pence era «bienvenido» a la ceremonia, congratulándose al mismo tiempo del anuncio que había hecho Trump en Twitter sobre su ausencia en el evento, en el último mensaje en la red social antes de que su cuenta fuera desactivada, informa AFP. Debido a la pandemia, la toma de posesión de Biden está prevista en un formato reducido. Tras la violencia del 6 de enero, Trump podría enfrentarse a un segundo proceso de destitución.

En el poder desde 2017, Donald Trump ya fue objeto en el Congreso de una proceso de destitución, iniciado por la presidenta de la Cámara de los Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, a finales de 2019. Se le reprochaba haber presionado a Ucrania para iniciara una investigación por corrupción contra su rival Biden. Fue absuelto por el Senado, de mayoría republicana, a principios del 2020.

La mayor parte de los votantes demócratas cree que el aún presidente debe dejar la Casa Blanca de inmediato por haber azuzado el violento asalto al Congreso del miércoles, según una encuesta de ayer, pero solo una minoría de republicanos está de acuerdo. El Partido Demócrata planea aprobar la resolución para iniciar el procedimiento esta misma semana, aunque se plantea aplazar la segunda fase del mismo, es decir, el juicio político propiamente dicho en el Senado, durante unos meses para dejar espacio a la nueva Administración de Joe Biden para echar a andar.

Esta sería la primera vez que un mismo presidente se somete a un segundo impeachment, un procedimiento extraordinario contemplado en la Constitución para poder juzgar y destituir a un mandatario en caso de traición, soborno o faltas graves. Solo se ha llevado a cabo tres veces, la última, precisamente, hace un año contra Trump. En la Cámara de Representantes, el procedimiento parece imparable. La presidenta, Nancy Pelosi, ha urgido a los legisladores a prepararse para «volver a Washington esta semana» que viene y el borrador de la resolución, que el domingo contaba ya con 195 de los 222 congresistas como firmantes, está ya listo para presentarse el lunes.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Mundo