Llama la atención las muertes en personas de mediana edadMéxico rebasa las 50.000 muertes por la pandemia de covid-19

El perfil de los fallecidos muestra una incidencia preocupante en las personas de mediana edad propiciada por las co-morbilidades y la vuelta al trabajo.

Antes de que se confirmase la presencia del virus en México, el Gobierno ya lo asumía como inevitable. El 28 de enero, el subsecretario de Salud Hugo López-Gatell, por aquel entonces aún no tan famoso, advertía: “Les garantizo que va a llegar a México”. Un mes después era confirmado el primer caso en la capital.

Las autoridades activaron un plan que nunca estuvo dirigido a suprimir por completo el contagio, sino a ralentizarlo, a mitigarlo. No sabemos qué habría sucedido con una estrategia distinta, pero con la actual el país ha superado este jueves una barrera simbólica: 50.000 muertes confirmadas por pruebas diagnósticas hasta el 6 de agosto, cinco meses después del inicio oficial de la epidemia. A esta cifra de 50.517 se le añadirán bastantes fallecimientos más por el gran número de casos sospechosos que aún permanecen a la espera de una confirmación.

La distribución territorial de las víctimas no es pareja. Con los datos a 5 de agosto, se observa que los efectos han sido nítidamente más intensos en ciertas áreas: en el norte y en las zonas urbanas, en la capital y sus alrededores. También en otras ciudades grandes y medianas como Culiacán (Sinaloa), o las fronterizas Tijuana y Mexicali en Baja California; Juárez, en Chihuahua; o Hermosillo, Sonora. En esta distribución se aprecia la arquitectura inicial del contagio: densidad poblacional y puntos de importación de contagios, principalmente vía Estados Unidos en el norte del país o vía aérea y terrestre en las urbes que son cruce de caminos para mexicanos y extranjeros. Desde ahí, y una vez que enfocamos el microscopio gracias a la alta resolución que nos permite la base de datos de la Secretaría de Salud, a los factores territoriales se añaden otros demográficos, sociales e incluso materiales.

Como sucede en otros países, los hombres son mayoría: los estudios han comprobado que este virus se ceba diferencialmente con el sexo masculino. También con los de edad más avanzada, si bien la presencia de muertes de mediana edad es una llamativa particularidad mexicana.

2 Comentarios
  1. Leandro del Uruguay dice
    Claro, como es el gobierno de A M L O nadie dice nada. Otro energúmeno como Bolsonaro.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat