DesabastecimientoMéxico: Plan contra robo de combustible genera demoras

Un plan del Gobierno federal de México contra el ‘huachicoleo’ —robo de combustibles—, ha generado escasez de gasolina en diversos estados del país.

0 248

Un plan contra el robo de combustibles, que consiste en cerrar ductos y distribuir gasolinas y diesel mediante “pipas” o camiones cisterna, generó demoras y desabastecimiento que “se resolverá muy pronto”, dijo el presidente Andrés Manuel López Obrador.

“Se cerraron ductos y se están abriendo conforme se considera prudente para evitar el robo, estamos cambiando el sistema de distribución utilizando pipas, esto significa demoras, retrasos y desabasto en algunas gasolineras”, explicó en su conferencia de prensa a matutina.

“Muy pronto vamos a resolverlo (el suministro a las estaciones de servicio), estamos avanzando mucho en terminar de operar con el sistema alternativo de distribución con pipas. Utilizamos dos y hasta tres turnos de pipas de Pemex (Petróleos Mexicanos) para distribuir, vamos a convocar a transportistas para utilizar más”.

Pemex pierde anualmente hasta 60.000 millones de pesos (unos 3.000 millones de dólares), por el robo de combustible de entre 800 y 1.000 camiones cisternas diarios.

“Hay suficiente gasolina en el país, pero no podemos utilizar los ductos porque existen redes alternas (a las de Pemex), que se crearon para extraer y robarse las gasolinas con otro sistema de distribución (…); el problema es de distribución y no queremos abrir los ductos, porque estamos revisando todo el sistema para ir cerrando fugas”, por donde era robado el combustible.
López Obrador afirma que México importa unos 600.000 barriles de gasolinas diarios, sobre todo de EEUU, para un consumo total de alrededor de 800.000 barriles al día, de los cuales Pemex solo aporta unos 200.000 barriles, por su baja producción de crudo para proveer a sus seis refinerías, que trabajan a menos de la mitad de su capacidad.
Un 80% del combustible es robado mediante redes orquestadas dentro de Pemex, y solo 20% por delincuentes que “ordeñan los ductos” como se dice en la jerga policial y delincuencial, por lo cual el mandatario considera que ese método de perforar los ductos era solo “una pantalla”.

Desde que comenzó el plan a finales de 2018 las autoridades han impedido el robo de unas 8.540 pipas menos, que “si se colocaran una tras otra, son unos 80 kilómetros” de longitud, comparó el mandatario.

El desabastecimiento de gasolina afecta principalmente a la Ciudad de México, y los centrales estados de Hidalgo, Estado de México, Jalisco, Michoacán, Guanajuato y Querétaro. (Fuente: Sputnik)

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.