Aun persisten dificultades "técnicas" o "políticas"Mercosur ratifica voluntad de firmar acuerdo con UE este año o principios de 2019

0 87

Los cancilleres de los cuatro países del Mercosur ratificaron ayer su determinación de llegar a un acuerdo comercial con la Unión Europea (UE) este mismo año o en el primer trimestre de 2019, aunque aún persisten dificultades “técnicas” y “políticas”.

Esa nueva ronda de contactos será realizada una semana antes de la Cumbre del Mercosur, que se celebrará también en Montevideo los próximos 17 y 18 de diciembre, y a la que los mandatarios del bloque suramericano “quisieran llegar con ese asunto resuelto”, dijeron a la agencia Efe fuentes cercanas a la negociación.

El canciller uruguayo, cuyo país ejerce la presidencia semestral del Mercosur, afirmó en declaraciones a periodistas que el bloque suramericano continúa empeñado en “cerrar” el acuerdo comercial en el plazo más breve posible.

“Tenemos muchas expectativas de cerrarlo (este mismo año), pero no vamos a poner fechas de cierre”, declaró Nin Novoa junto a los otros tres cancilleres, entre quienes sólo se pronunció el ministro brasileño, para subrayar que es necesario aprovechar el “impulso significativo” que las negociaciones han tenido desde 2016.

Según Nin Novoa, si no se pudiese concluir las tratativas antes de fin de año, el término del proceso quedaría pendiente para “los primeros tres meses” de 2019, pues sería preferible que acabe antes de las elecciones parlamentarias europeas, previstas para mayo.

El canciller uruguayo explicó que actualmente se analizan “dos niveles de temas”, tanto técnicos como políticos, que no precisó por completo, aunque dio algunas pistas.

“Los temas más complejos son las asimetrías” en cuanto al acceso a los mercados que ofrecen una y otra parte, dijo.

Según explicó, mientras el Mercosur ofrece a los europeos un más amplio acceso a sus mercados, la UE sólo pone sobre la mesa “algunas porciones”.

También señaló que “otro tema es que la UE tiene un nivel de subsidios para su producción que hace desventajosa la negociación” para el Mercosur y que aún debe ser discutido a nivel técnico.

Nin Novoa no aclaró los puntos “políticos” pendientes, pero dio a entender que la proximidad de las elecciones europeas de mayo están entre ellos, pues un cambio en la composición actual del Parlamento del bloque comunitario pudiera influir en las discusiones.

El canciller uruguayo evitó comentar las declaraciones del presidente de Francia, Emmanuel Macron, quien supeditó el apoyo de su país a las negociaciones a la posición que finalmente adopte el presidente electo de Brasil, Jair Bolsonaro, sobre el Acuerdo de París contra el Cambio Climático.

Según Macron, Francia no será favorable a “que se firmen acuerdos comerciales amplios” con países opuestos al Acuerdo de París, que ha sido criticado por el ultraderechista Bolsonaro, quien hasta sugirió que Brasil puede abandonar ese pacto global, que ya ha ratificado.

“No es oportuno que los cancilleres hablen de las declaraciones de los presidentes”, dijo Nin Novoa.

Sobre ese punto, añadió solamente que en Brasil hubo una elección en la que ganó Bolsonaro y que las “decisiones de los pueblos deben ser respetadas”.

También explicó que, en forma individual, tanto él como otros de los cancilleres del Mercosur se han reunido con el futuro ministro de Relaciones Exteriores de Brasil, Ernesto Araújo, aunque no reveló el tenor de las conversaciones.

El lunes, en Montevideo

Los ministros de Relaciones Exteriores de Argentina, Jorge Faurie; Brasil, Aloysio Nunes; Paraguay, Luis Alberto Castiglioni, y Uruguay, Rodolfo Nin Novoa, analizaron en Brasilia el proceso negociador, que continuará a partir del próximo lunes en Montevideo, donde técnicos de ambas partes tendrán una nueva rueda de consultas.

Dos décadas

El Mercosur y la UE discuten, desde 1999, un amplio acuerdo de asociación, incluyendo un tratado de libre comercio, pero el diálogo quedó bloqueado entre 2004 y 2010 y sólo fue retomado en 2016.

Las diferencias más importantes se dan en los puntos referentes a la industria del automóvil y al acceso a mercados de productos como la carne bovina y lácteos.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.