#Opinión“Mentira superstar” en era millennials

9 726

Los “millennials”, ¿abogarán a favor de los temas sustanciales, que degradan nuestra condición de ‘seres’ pertenecientes a la especie más depredadora del planeta?, o sólo se remitirán a operar en tecnología de punta, al servicio de banales instancias virtuales, simulando interés social y de inclusión, para seguir tendencias y encontrar renombre y éxito,… la virtualidad como modo de vida, fue instalada por estos “millennials”, construidos bajo la poderosa bota del neoliberalismo digital, proyectando sus frustraciones de existencias con horizontes mutantes en Instagram, paraíso del espejo narcisístico con smartphone en mano…

“Millennials”, quienes necesitan imperativamente el apuntalamiento tecnológico, ¿tienen conocimiento de que el espacio de la política y la cultura es el de la mentira?, ¿realmente han sentido la libertad y la verdad en la realidad carnal?… desde sus perfiles apolíticos, volátiles y volubles, resistirán desde la ‘tekné’ online, las mentiras de la política, que ya no dejan de tener contenidos inocultables que provocan una instancia paradójica en secretos develados, que todo ciudadano avezado no deja de conocer y deplorar, deviniendo en estos una sensación de impotencia e indignación producidos por la violencia diferida del vector al que apunta la mentira: la necesidad de un sentido que no existe.

El intelectual debería tener un rol esencial, en su tarea irrenunciable de instalar la Verdad en la “Sociedad de la Mentira”… imposible definir al “intelectual millennial”, si es que existe tal categoría, con sentido de aparentar, de conductas egocéntricas y narcisísticas… imitadas por toda una comunidad, que se debate en estado de ausencia de personalidad, de inseguridad material y espiritual, huérfanos de un “tiempo sin tiempo”, donde el poder simulado en democracias “de la diferencia”, los abandonaron a su suerte y a las consecuencias atroces de vivir sin justicia, bajo la mirada infame de la degradante historia de los medios de comunicación y el imperio de las redes sociales: Twitter y Facebook y lo que vendrá… esclavos del materialismo ilusorio, en un mundo donde la ‘Banalidad’ impuso su violencia y criminalidad… siempre bajo la mirada “hacker” de la generación millenialls, predigital y posdigital, donde la edad ya no importa, sólo en la actitud y aptitud para enfrentar la “mentira superstar”.

Creo que el método del intelectual relativizador al accionar criminal del poder, consiste también en calcular una justa irrupción de la verdad: “debe decir lo que se cree que no debe decirse”. Hoy, cuando me refiero a la figura del intelectual hablo de aquellos que, más allá de toda profesión, ejercen un discurso público y opinan sobre los grandes temas de un mundo que se debate entre la mentira y el poder de quienes la imponen e instalan.

La verdad, debe ser velada a los ojos de los ciudadanos por las corporaciones económico mediáticas, de opinión excluyente y monolítica, al servicio del pensamiento único, donde la libertad de expresión brilla por su ausencia en el planeta virtual del simulacro, es asustadiza, huidiza y sobre todo, un “refugio de la mentira elevada a símbolo”.

¿Hay que ser “moderado” entonces?, ‘onda’ “millennials”, en cada acto de vida-sobrevida, pues el poder y sus ‘trolls’, se aprovechan de cualquier ‘falta’ a la reglamentación totalitaria neoliberal, para imponer “controles” y disimular la extensión del control, sobre todo pensamiento libre que exista.

La mentira se ha vuelto muy popular… la mentira se ha convertido en ‘Superstar’ de este tiempo, elevada a símbolo de los comportamientos que siguen millones de habitantes del planeta, por temor, por patologías varias o simplemente como nuevo deporte de las neoburguesías faranduleras y oligarquías plutocráticas reinantes, animadas de esplendor cosmiátrico.

Ciudadanos, con sonrisa dibujada, felices en su condición de ser simplemente piezas de un juego demencial, de consumo y mentira, esperando sin saberlo a la nueva generación de “Centennials”, que sustituirán a los “millennials”… parece son más pragmáticos y duros a la hora de accionar desde la tecnología última generación con fecha de vencimiento, vigilando constantemente que la “Mentira Superstar” se encuentre en el Top Ten de la pirámide de la simulación… a no preocuparse, en un mes Santa Claus, llega en su trineo cantando viejos villancicos, “sponsoreado” por “basura vintage”, que ha tomado posesión de la Navidad y toda su implicancia simpáticamente pagana, para ateos, creyentes y agnósticos, tal mi caso: un “Baby Boomer”, perteneciente a una generación que ha mantenido sus principios y fines, con voluntad, persistencia, austeridad, animados de amor a la libertad, la paz y la verdad, sin presiones de nada ni de nadie, salvo de una hipersensibilidad, que nos mantiene vivos y de a ratos, muy alegres, de saber que lo peor no ha acontecido, aún.

También podría gustarte
9 Comentarios
  1. Cristina Leonidas dice
    Los Millennialls serían ahora los Instagrams, porque los Facebook seguimos teniendo cerebro, a pesar de todo. Y hasta, a veces, corazón. Del show de la mentira no se dan cuenta porque no saben leer. Recuerdos me vienen de aquel film La Sonámbula.
  2. Sofia dice
    Buenísimo el artículo!!! estos millennials viven a costa de sus papás, se quejan de todo, se ofenden por todo y les molesta trabajar y estudiar o aportar a la sociedad, igual que los parásitos. Son millones y no se comprometen con nada. Egoístas y vanidosos, igual que Macri, el jovato millennial argentino, que además es presidente. Bravo Maestro!
  3. Germán Supervielle dice
    Millennials *Escuchan trap *Quieren tener la vida de los reggaaroneros pero sin trabajar *Le ponen nombres estúpidos a sus hijos. *Te hacen menos por no tener tatuajes. *Son nazis veganos… excelente Eduardo Sanguinetti, les bajaste el perfil de manera magistral.
  4. Miguel Santamarina dice
    La generación millennial es la fuerza laboral más grande del mercado capitalista, pero aún las empresas están tratando de resolver cómo manejar los rasgos asociados a estos jóvenes. Un directivo de 28 años ha llevado toda la cultura de esta generación a la redacción de Mic, pero lo ha hecho con mentiras muy graves, perjudicó a todos, menos a él. En definitiva, este artículo es de ultravanguardia, pues unir la MENTIA SUPERSTAR con los MILLENNIALS es genial. Para leer y volver a leer, no vaya a ser que nos eliminen del planeta.
  5. ricotero dice
    Steve Jobs. Nació en 1955 Muy lejos de ser un “millennial”. Precursor de iPod, que presentó a finales de 2001. Steve Jobs tenía 46 años. Precursor del iPhone, que presentó en enero de 2007 Steve Jobs tenía casi 52 años. Como ven, si el sistema de la “Mentira Superstar” se pone a etiquetar, Steve Jobs era un “inmigrante digital”, pues no nació a mediados de 1980s, y también está lejos, por fecha de nacimiento, de ser un “millennial”. Capo total el Filósofo de la Patria Grande.
  6. Vidal dice
    Cuidado con los escribes filósofo. Mucho cuidado. Te observamos.
  7. Peter Lean dice
    Waw magnifique… Thank you very much!!!
  8. Mario Conde dice
    Pregunta, ¿el título “Mentira Superstar” es una referencia al PP? Le cae como anillo al dedo!
  9. Roberto Piacentini dice
    Excepcional artículo de un genial pensador que se niega a dejar de resistir a los mentirosos que gobiernan y a sus cómplices.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.