Medición muestra la reducción de la porción de comidas

El cuarenta y cinco por ciento de quienes viven en el Área Metropolitana de Buenos Aires tuvo que reducir en el último año la porción de las comidas por falta de dinero.

0 64

El porcentaje es uno de los peores de la serie desde que el Centro de Estudio de Metropolitanos (CEM) empezó a medir la percepción de inseguridad social en la Ciudad de Buenos Aires y los 24 municipios que la rodean.

Y se lee en su entera magnitud si se lo despliega sobre el mapa, ya que las dificultades para comer impactan de manera heterogénea en el territorio: en la Capital Federal, los que manifiestan haber tenido que ajustarse en su alimentación son el 29 por ciento, pero en el segundo cordón del Conurbano el número llega al 57 por ciento.

Así lo registró el Undécimo Monitor del Clima Social del CEM, un centro de la Univesidad Metropolinata para la Educación, las Universidad Nacional de Hurlingham y la Universidad Nacional Arturo Jauretche.

El CEM viene midiendo el clima social desde hace tres años; realiza periódicamente esta encuesta para indagar sobre la percepción de inseguridad social, considerando siete variables: inseguridad económica, alimenticia, laboral, sanitaria, habitacional, educativa y en el transporte. En esta última medición se centró en los tres ejes socioeconómicos.

Los indicadores de inseguridad económica, alimentaria y laboral muestran que el malestar social lleva más de un año sin repuntar.

«Todos los indicadores del Monitor cayeron en picada luego de la devaluación del 2018 y se mantienen en valores alarmantes», resumió Matías Barroetaveña, director del CEM.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.