Más de 1.300 millones de indios en cuarentena

En las calles vacías, el gorjeo de los pájaros ha sustituido el estruendo habitual de bocinas y gentío. India se enclaustró este miércoles, el primer día de confinamiento nacional contra la pandemia del coronavirus.

0 68

En el gigante asiático de 1.300 millones de habitantes, el bullicio constante ha mutado a una calma irreal, de una vida que funciona al ralentí.

Desde la medianoche de este lunes, el segundo país más poblado del mundo inició un confinamiento de tres semanas, bajo la consigna: «Quédense en casa».

Los aviones están inmovilizados, los trenes no circulan y el servicio de autobuses es mínimo. Las diferentes regiones han cerrado sus fronteras para evitar la propagación del virus.

Pero en la calma también surgen brotes de paranoia. Pueblos protegidos con barricadas, policías locales autorizados a disparar a quienes violen el confinamiento o carteles rojos pegados en las puertas de quienes hayan viajado al extranjero.

India contabilizaba oficialmente 562 casos confirmados de coronavirus y nueve fallecidos.

Los expertos opinan que este número está totalmente subestimado, debido a la baja cantidad de tests realizados.

En una zona de obras de la capital Nueva Delhi, los trabajadores, sin actividad, están bloqueados lejos de sus casas. Para pasar el tiempo, escuchan música de Bollywood en sus celulares.

En el barrio elegante de Bandra, en Bombay (oeste), la mayoría de comercios están cerrados. En las pocas tiendas de productos esenciales que permanecen abiertas los estantes están vacíos. Los clientes solo pueden entrar de uno a uno, para respetar el distanciamiento social.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.