ENTREVISTAS EN TIEMPOS DE LA COVID-19Martín Cabrera: “Es el momento, nos tienen y nos tenemos que percibir como trabajadores y desde ahí dar pelea”

Este director, periodista y actor es dueño de una gran versatilidad, fuerza y talento, y hoy responde a LA REPÚBLICA cómo ve al teatro en momentos de crisis sanitaria.

0 541

Seguimos su carrera gracias a las Bienales de Teatro del Interior organizadas por ATI.

La Junta departamental de Colonia le rindió homenaje por haber obtenido el Premio Florencio en la categoría Actor de la XVII Bienal de Teatros del Interior (2019) por su trabajo en la obra “Crónica de un secuestro”, otorgado por el Jurado de ACTU (Asociación de Críticos teatrales del Uruguay).

Es el segundo Premio Florencio que obtiene, el anterior fue junto a Bruno Gea en la categoría Elenco por la obra “Los guapos” (2017). Hoy responde a LA REPÚBLICA el actor, director y periodista Martín Cabrera.

El 13 de marzo se cancelaron los espectáculos públicos debido a la crisis sanitaria provocada por la Covid-19, ¿cómo te tomó esta noticia?

Por mi actividad periodística suponía que medidas de ese tipo se iban a tomar sobre teniendo en cuenta lo que había ocurrido en otros países y no nos olvidemos que se llegó a hablar en un principio de cuarentena obligatoria. En ATI se estaba organizando un encuentro y asamblea en Atlántida que se suspendió ese fin de semana y nos preguntábamos qué pasaría sabiendo que debíamos actuar con responsabilidad.
A muchos nos tomó con proyectos; inicio de ensayos; o presentación de espectáculos, había que armarse de paciencia, eso lo tenía claro.

ATI organizó un festival en sala Verdi con las obras que integraron la XVII Bienal de Teatros del Interior (debido a la pandemia no se llevó a cabo) y el grupo La Farola, del cual formas parte no podía venir a Montevideo con “Crónica de un secuestro” porque ya estaban trabajando en otra obra, ¿cómo quedó ese proyecto?

La nueva obra quedó en suspenso debido a esta suspensión ya que solo se hizo una reunión, pero es de destacar que tanto Bruno Gea y Julio López trabajaron para adaptar ese texto (que no sé si puedo decirlo) con la idea de retomarlo, por ahora no se ha avanzado

¿Cuánto afecta tus ingresos el hecho de no poder hacer teatro?

Puedo decir que el tener mi actividad en los medios (Radio Colonia y FM Mágica) la falta de ingresos por no hacer teatro no han sido en mi caso un gran problema, aunque lógicamente afecta. Pero más que en el bolsillo lo siento en el alma. Algo me falta, por supuesto pisar las tablas, construir personajes, pero también ver lo que hacen otros compañeros poder aprender del trabajo de los otros, compartir. He tenido la posibilidad de trabajar además con el Grupo de Teatro de Rosario y los extraño. Fui Invitado por Juan Lacaze para actuar en Pequeñas Infidelidades junto a María Rosa Madera, con la dirección de Andrés Leal y si bien paramos los ensayos presenciales seguimos vía zoom, pero no es lo mismo.
Ver salas cerradas es un vacío que duele, porque es quiere decir que hay actores y actrices; iluminadores; escenógrafos; sonidistas, técnicos, directores, acomodadores; vendedores, etc., que no están trabajando. Pero tampoco están aquellos que entran y se transforman con las decenas de historias que se cuentan e interpretan en esas salas, por eso la gente recurre a las propuestas digitales para estar sin su ausencia

El teatro independiente está atravesando una de sus crisis más severas, ¿no sería el momento de implementar la Ley de trabajo para dotar de recursos a un sector tan vulnerable como es el artístico?

Es el momento, nos tienen y nos tenemos que percibir como trabajadores y desde ahí dar la pelea. De a poco se ha ido derribando la pregunta “¿de que trabajas?” cuando alguien dice que es actor o actriz, pero volviendo a la pregunta ATI ha hecho aportes a la Ley de Teatro Independiente junto a otras organizaciones, se logró su aprobación, pero la tarea continua. Además de dotar de recursos al Teatro Independiente, que vaya si es necesario, estamos hablando de dignificar la tarea, esta pandemia nos dejó un tanto desprotegidos a algunos más que a otros, pero en definitiva nos mueve la pasión por lo mismo y una gran solidaridad por eso coincido con tu análisis.
El Teatro Independiente ha estado cuando se lo llama a trabajar por las causas justas y ha sido un baluarte en la defensa de los DDHH, es también urgente que se considere su necesidad, pero humildemente pido que sea el Teatro del Uruguay el que esté sentado discutiendo sobre esas necesidades y enfrentando la crisis

El teatro y el arte en general tienen la capacidad de reinventarse. En esta pandemia existió esa posibilidad y muchos hicieron uso de diferentes plataformas digitales ¿qué camino escogiste individual o con tu grupo para continuar en estos tiempos?

El uso de las plataformas en lo personal sirvió para lecturas de textos ensayos intercambio en cuanto a los proyectos en marcha. He estado viendo algunos espectáculos y realmente debo confesar que me emocionado al ver obras que me habían quedado sin ver, pero me falta algo, es una sensación que tenemos los que estamos ahí, sentir el silencio del público su risa o alguna reacción y otra cosa: el después. La charla después de una función ya sea como actor o como espectador, ese momento lo extraño muchísimo. No las use de otra manera. Cultura de la Intendencia de Colonia, donde también trabajo, llamó a presentar fragmentos de obras que se colgaron en su Facebook y eso sirvió para mantenernos “vivos”

En este tiempo que estuvieron sin actividad, ¿recibieron subsidios?

Este año tuve la suerte de poder presentar un unipersonal “Herederos de la Gran Patota” que es un homenaje que quería hacer a las murgas de mi pueblo, Rosario. Nos fue muy bien tanto así que recibimos invitaciones de otras localidades para llevar ese espectáculo. Con Andrés Leal, el director, resolvimos que podíamos adaptarlo a la historia del carnaval de esas ciudades como Colonia o Juan Lacaze incorporando nombres de personajes de allí o murgas y en esa tarea estaba cuando se cerró todo. Nos hemos presentado al llamado explicando esta situación y estamos a la espera de la respuesta del MEC.

¿Cómo vislumbras el día después a esta pandemia? ¿crees que en el mes de julio ya puedan volver a actuar?

Sigo de cerca cada decisión del gobierno y las explicaciones que ha venido dando sobre el porqué de cada paso. Sobre la pregunta no veo el mes de julio abriendo salas, ojalá. Ese es nuestro deseo y debe ser el compromiso de mostrar responsabilidad a la hora de presentar los protocolos requeridos, me hace ruido que se crea que podemos esperar, no podemos esperar necesitamos estar ya con una fecha para preparar la vuelta, imagino un teatro diferente todavía no me veo en el teatro del distanciamiento, pero habrá que prepararse para eso. Me da la sensación que hay una fila de actividades esperando y al teatro lo han puesto en los últimos de esa fila. Estamos frente a un enemigo del que poco conocemos se nos dice que las aglomeraciones contribuyen a su propagación y contagio que es lo que hay que evitar, evitemos aglomeraciones entonces, pero hagamos teatro.

¿Ves cercano el día en el cual se considere al artista como un trabajador y por ende cuente con los mismos derechos que todos los trabajadores?

Más cerca que antes, pero falta. Yo soy periodista y actor, pero he sido actor antes que periodista. Esos son mis trabajos y así me gusta que se me reconozca. Existe la Ley Nº 18.384 que establece el Estatuto del artista y oficios conexos, ese es el punto de partida. Que se escriba con orgullo en los formularios en el casillero que dice ocupación: Artista.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat