Marihuana: “Uruguay está perfectamente enmarcado en el espíritu de las convenciones”

El secretario general de la Junta Nacional de Drogas (JND), Julio Calzada, sostuvo que el informe de la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (JIFE) era “previsible”, ya que Uruguay tiene una interpretación diferente de las convenciones.

0

“Diferimos en un aspecto sustancial. Nosotros pensamos que todas las normas son interpretables y en función de ello uno puede optar por unas políticas u otras”, remarcó.

“En la JIFE no tienen consenso interno y en ese informe, seguramente de la mayoría, dan una visión sobre que hay una única interpretación posible de la convención y creo que ese es un error sustancial sobre cómo enfocar este tema”, dijo Calzada tras participar el miércoles de la presentación en nuestro país del libro “Drogas, prohibición o legalización, una nueva propuesta” del exmandatario colombiano Ernesto Samper.

“Nosotros creemos que Uruguay está perfectamente enmarcado en el espíritu de las convenciones”, recalcó.

Calzada reiteró que la ley que regula la producción y distribución de la marihuana tiene como norte y objetivo fundamental la salud pública, el dar cuenta de los problemas de violencia, de inseguridad y de convivencia que viven particularmente los jóvenes cuando son empujados a relacionarse con los mercados ilegales que están omnipresentes en la sociedad de hoy para conseguir una sustancia cuyo consumo no está penalizado.

“Me parece que es un tema en el que la JIFE no ha reflexionado. Es un informe genérico que dice que Uruguay se aparta de las convenciones pero no dice en qué punto, desde qué perspectiva y qué argumentos tiene para sostener esto. Nosotros tenemos nuestros argumentos, sería bueno que los pudiéramos dialogar, que significa sentarse en una mesa a agenda abierta y no a escuchar reprimendas”, subrayó el funcionario.

Estamos en el siglo XXI, agregó, cada vez está más claro que no se pueden imponer cambios culturales sino que hay que dialogar.

El secretario general de la JND recordó que, según datos manejados por la Organización de las Naciones Unidas, hay 210 millones de consumidores de marihuana en el mundo. “Estamos empujando a esas personas a que tengan relación con los mercados ilegales. Eso me parece trágico, es violatorio de los derechos humanos y atenta contra la salud y la convivencia de todas esas de personas”, alertó.

Calzada no descartó una reunión con la JIFE en los próximos días durante la reunión anual de la Comisión de Estupefacientes, que se desarrollará entre el 17 y el 21 de marzo en Viena.

Insistió, además, en que la norma de nuestro país regula restrictivamente un mercado de drogas que ya existe y que se fue construyendo durante los últimos 50 años de prohibición.

En un país de 3,3 millones de habitantes, 150.000 consumidores es un número importante, advirtió.

“Son 150.000 consumidores que todos los años se relacionan con mercados ilegales para conseguir la sustancia”, apuntó.

“Esta ley lo que hace es aportar una herramienta más para poder controlar este inmenso mercado pues, haciendo todos los deberes que nos han planteado, controlando el lavado de dinero y haciendo cientos de operaciones e incautaciones, no hemos podido lograr la desarticulación de este mercado”, indicó.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.