La joven aspira a hacerse un lugar en el diseño y el modelajeManuela Sánz, la hija de Alejandro, en busca de la fama

«Te amo papi. Gracias». Detrás de ese escueto mensaje junto a la imagen que Alejandro Sanz colgaba, días atrás, para llorar la muerte de su exsuegro, estaba la nieta del hombre que acababa de fallecer: su hija Manuela.

2 163

La joven no se esconde. No solo comenta las publicaciones de su padre, sino que lo hace desde un perfil de Instagram que, hace tan solo unas semanas, abría al público. Una ventana para conocerla y desde la que pretende cimentar su carrera de éxito.

Manuela cumplirá hoy 19 años. Lo hará, como decimos, después de enseñar esa patita en las redes sociales. Lo ha hecho con el apellido de Sánchez (el verdadero de su padre, aunque haya usado la versión acortada del mismo para su nombre artístico). Y, aunque algunos pudieran pensar que así se desvincula de su padre, lo cierto es que sí… pero no.

Nos explicamos. La joven no duda en colgar alguna que otra instantánea junto a algún artista internacional, y declararle su amor incondicional. «Siempre juntos», escribía hace un par de semana junto a una de esas imágenes con las que pretende que descubramos cómo es. Quiénes son sus pilares. Y cuáles son sus planes de futuro.

Decimos lo de los planes, porque su estrategia para abrirse hueco en el mundo laboral no es, simplemente, el de convertirse en ‘influencer’ y aprovechar el ser ‘hija de’, un perfil de joven que estamos hartas de ver en Instagram. No. Ella quiere formarse, tener su carrera y ganarse la vida con el sudor de su frente.

En concreto, a través del mundo del diseño de moda. Si afinamos más, parece que es el mundo de los complementos (con los bolsos como estrella), lo que le apasiona tanto como para querer hacer de ello su profesión. Aunque por el momento tan solo está dando sus primeros pasos, su madre, la modelo mexicana Jaydy Michel, estaría dispuesta a dar respaldo a sus sueños.

Sí, es cierto que esa cantidad de imágenes y guiños a su padre (también en los ‘stories’) pueden llevar a pensar que quiere usarle como trampolín. Pero también puede interpretarse como un mero gesto de orgullo de una niña dispuesta a perder su anonimato y a que su nombre suene, de aquí a unos años, ligado al mundo del diseño.

También podría gustarte
2 Comentarios
  1. Ernesto. A. dice
    Entré sólo para escribir lo siguiente. Que noticia más interesante!!! Lpm.
  2. Aldous dice
    Comentario a tono con Bolacescu,el autor de esta nota : si la piba tiene la misma estatura sub normal del padre lo que puede modelar es ropa para niños.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat