/

Los trabajadores de peajes realizaron un paro por pérdida de fuentes laborales

El pasado viernes los trabajadores de los peajes nucleados en el Sunca realizaron un paro de 24 horas en rechazo al nuevo sistema de cobro de peajes que, según el sindicato, eliminará al 50 por ciento de las fuentes de trabajo.

peajes
Foto: Gobierno

La decisión de automatizar el cobro de quienes no cuenten con el sistema de Telepeaje, que empezarán a pagar el importe a través del Sistema Único de Cobro de Ingresos Vehiculares (Sucive), generó un conflicto ya que según los funcionarios esto hará que a los autos empadronados en el exterior no se les pueda cobrar durante su estadía. Por lo tanto, genera una “competencia desleal” favoreciendo a camiones y empresas y perjudicando a los uruguayos.

Desde el sindicato señalan que la medida intentó informar a la gente sobre la situación de las y los trabajadores de los peajes. Además, llamó a una concientización sobre las consecuencias negativas de la medida. Entre ellas, la desigualdad que ofrece el nuevo sistema, que favorece a las empresas extranjeras ya que “si tenes matrícula extranjera, no pagás porque aún no hay un sistema para cobrar esas matrículas”, declaró Leticia Vitureira al portal del PIT-CNT.

Vitureira expresó que si bien existe “una comisión que viene trabajando para evaluar las posibles y próximas reubicaciones de los trabajadores, esa comisión no tiene fecha para pronunciarse, no ha sido citada, ni tampoco sabemos cuál es la postura de este nuevo ministro de Transporte”. Además, indicó: “no tenemos ni idea cuál va a ser la política que va a implementar, si va a continuar con lo de su antecesor o si viene renovado con nuevas ideas”. 

Según el sindicato, este tema fue “muy mal manejado” por el gobierno. Los trabajadores analizaron la renovación del sistema que llevaron adelante otros países, y en todos los casos la reconversión de los trabajadores fue total. De acuerdo a las declaraciones de la dirigente sindical, “Uruguay sería el primer caso visible y notorio que se automatiza algo por dinero, por ahorrar y no por el cuidado del medio ambiente o para solucionar temas de embotellamientos, que es lo que sucede en el mundo”. 

Según el Sunca, el exministro de Transporte y Obras Públicas, Luis Alberto Heber, confirmó que el cambio es por los costos. De todas formas, desde el sector de los trabajadores se han hecho “propuestas de todo tipo, planteando ideas, soluciones en base a estudios de otras formas de automatización en el mundo. Y la respuesta reiterada del gobierno es no”. También, sostienen que el ahorro lo quieren hacer a costas de los trabajadores y consideran que eso es “inadmisible”.

Para los trabajadores esta iniciativa evitará que el Estado recaude millones de dólares, genera un universo de competencia desleal y, además, deja a los camioneros sin contención humana. Según Vitureira “los compañeros del transporte de carga nacional e internacional y muchas veces utilizan los peajes por si se sienten mal para que la cajera de aviso, para descansar, para utilizar un baño”. “Capaz lo que tienen cuando vienen en la ruta lo más próximo es un peaje, que saben que está con gente las 24 horas que siempre algo trata de hacer y brindar contención y asistencia. Eso -tal como está planteado este escenario- también se terminará”, finalizó.

Por otro lado, Daniel Diverio, secretario general del SUNCA, señaló a LA REPÚBLICA que “la participación cumplió el objetivo, permitió seguir discutiendo sobre la importancia de mantener estos puestos de trabajo”.

También señaló que se vive con “mucha incertidumbre”. Ellos reconocen que “la automatización es algo que viene avanzando y las discusiones en este tema se dan hace años”. Desde el sindicato buscan “siempre alternativas para la reconversión de los puestos de trabajo”

El dirigente sindical reconoció que las comisiones que intentaron llegar a soluciones respecto de este tema no han sido demasiado concretas. Señaló que “la nueva comisión tenía el acuerdo de las partes en la reconversión, pero había diferencias en el cómo”. Desde el Ministerio de Transporte habrían planteado la colocación de un 5 por ciento de la plantilla en el control de los nuevos radares.

“Del otro lado tenemos un discurso de búsqueda de soluciones, pero en los papeles no hay nada claro”, dijo. Además, Diverio destacó que “el ahorro que tendría la empresa en materia de salarios sería de unos tres millones de dólares al año”, según cálculos del gremio, y ese monto equivale a tres kilómetros de obra en ruta. 

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de 8 Horas

Abrir chat