Los humanos también debemos utilizar la comunicación no verbal para proyectar nuestro mensajeLos sorprendentes sistemas de comunicación de los gatos

Los gatos tienen sistemas de comunicación muy sofisticados. ¿Los conoces todos? ¿Te comunicas correctamente con él?

Los gatos, al igual que nosotros, tienen varias formas de comunicarse, tanto con los humanos como con sus congéneres felinos. Transmiten mensajes con sus gestos y posturas, es decir, tienen todo un repertorio de movimientos (con la cola, con las orejas, los ojos, etc) que conforman su comunicación corporal y que, si eres capaz de descifrar podrás entender muy, muy bien a tu mascota. Por poner un ejemplo, cuando un minino tiene los párpados entrecerrados, la cola levantada o está tumbado de lado significa que está feliz. Este tipo de comunicación se vuelve aún más importante si cabe en los gatos ya que son animales que suelen huir (hay excepciones) de la confrontación emitiendo señales que informan al resto de su estado de ánimo.

Por otro lado, los gatos también echan mano de la comunicación verbal para contarnos cómo se sienten: si están tristes, felices, enfadados, a gusto, nerviosos… Sus maullidos, ronroneos y bufidos son una mina de información. ¡Que no te pasen desapercibidos!

Fíjate si los mininos se comunican que lo hacen hasta con olores. Aunque nosotros no podamos percibirlo, su orina proporciona al resto de gatos información tan importante como la edad del animal, el género, su estado sexual y, como nos ocurre a nosotros, su estado de salud.

Como toda comunicación que se precie, para que esta llegue a buen puerto debe ser bidireccional y que no solo el animal haga el esfuerzo por darse a entender. ¡Esto es cosa de dos! Llegados a este punto ¿te has preguntado cómo le transmites tú los mensajes a tu mascota? Si lo haces en un tono agudo, el animal entenderá que te has disgustado con él. Si por el contrario le hablas con un timbre tirando a grave, percibirá el mensaje como algo agradable.

¿A menudo miras a tu peludo fijamente a los ojos? Debes saber que tu gatito puede sentirse agredido con esta conducta de la que generalmente desconocemos su significado. A continuación, te contamos un poco más sobre cómo se comunican los gatos y cómo entender a la perfección a tu mascota.

Comunicación gatuna

Los principales medios que tienen los gatos para comunicarse con los humanos y entre ellos mismos son las posturas y los sonidos.

Comunicación verbal, la más poderosa

La comunicación verbal suele ser la más potente y con la que más empatizan con los humanos.

Señales de un gato feliz: Cuando un minino tiene los párpados entrecerrados, la cola levantada o está tumbado de lado significa que está feliz.

Señales de un gato sumiso: Si el gato está con la boca abierta y las orejas agachadas, está en posición de sumisión.

Gato asustado: Si el gato tiene las orejas agachadas y las patas en tensión, se encuentra asustado.

Cuando no se entienden sus posturas

El problema parece surgir cuando el movimiento de la cola, la forma que tienen de andar o la expresión de la cara no les sirven para hacernos llegar el mensaje. Es entonces cuando recurren a las vocalizaciones, los gritos, los maullidos, los bufidos o los ronroneos para hacerse entender.

Maullidos: Los maullidos les sirven para captar la atención de su propietario puesto que nunca utilizan esta forma para comunicarse con miembros de su misma especie.

Ronroneos: Los ronroneos evocan tranquilidad aunque también es una manera de aliviarse de algún dolor.

Bufidos: Con los bufidos nos dicen que se encuentran ante una situación que les produce miedo o que se encuentran en una actitud defensiva.

La clave para comunicarnos es nuestra voz

Para poder llegar a entender qué quiere decirnos con una simple mirada es muy importante que mantengamos una comunicación constante con nuestro gato. El objetivo es crear un vínculo muy estrecho para poder deducir aquello que nos está comunicando y que él también entienda lo que nosotros deseamos transmitirle. Para poder llegar a este punto, debemos tener claro qué le queremos transmitir, qué mensaje queremos enviarle. ¿Cómo? Jugando con nuestro tono de voz.

Tono más agudo para transmitir disgusto: En el caso de querer transmitirle que estamos disgustados utilizaremos un tono más agudo del que utilizamos normalmente.

Tono más grave para los mensajes agradables: Lo contrario sucederá cuando queramos transmitir un mensaje agradable, utilizaremos un tono más grave del habitual.

Comunicación no verbal

Pero igual que sucede con ellos, los humanos también debemos utilizar la comunicación no verbal para proyectar nuestro mensaje. Según cómo nos expresemos corporalmente, nuestro gato percibirá un mensaje u otro.

Mirada fija significa agresión: Si nos quedamos mirando a nuestro gato fijamente se sentirá agredido.

Caricias es sinónimo de tranquilidad: Si le acariciamos le estaremos comunicando un mensaje de tranquilidad.

 

1 comentario
  1. Félix Garcia dice
    Manini es gato, tapa las ensuciadas que se manda..

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat