La Cámara Uruguaya del Libro distinguió a los autores por sus producciones literariasLos Premios Bartolomé Hidalgo ya tienen sus ganadores

0 132

El sábado en el marco de la Feria Internacional del Libro se entregaron las ya clásicas estatuillas Bartolomé Hidalgo a los autores destacados 2018. Además, se entregó el premio trayectoria a Hugo Burel. Con una sala colmada de público los autores y el público también disfrutaron de la música en vivo de El Astillero .

INFANTIL Y JUVENIL

Libro Álbum

Jurado: Dinorah López, Federico Ivanier y Sebastián Santana.
Besitos, texto de Virginia Brown, ilustraciones de Mauricio Marra. Penguin Random House.

Literatura Infantil y Juvenil

Jurado: Dinorah López, Federico Ivanier y Sebastián Santana.
Lugar imposible de Fernando González.
Editorial Lacrem Delacrem.

NARRATIVA

Jurado: Wilfredo Penco, María José Santacreu y Gabriel Lagos
Washed Tombs de Mercedes Estramil.
HUM.

POESÍA

Jurado: Gerardo Ciancio, Ricardo Pallares y Débora Quiring.
Acá de Victor Guichón.
Ediciones del Azahar

HISTORIA NACIONAL

Jurado: Ana Frega, Ana Ribeiro y Jaime Yaffé.
Feminismos y política en el Uruguay del Novecientos. Internacionalismo, cultura, políticas e identidades de géneros (1906 – 1932) de Inés Cuadro Cawen.
Ediciones de la Banda Oriental.

TESTIMONIOS, MEMORIAS Y BIOGRAFÍAS

Jurado: Jaime Clara, Mónica Bottero y Lászlo Erdélyi.
Marihuana oficial de Guillermo Draper y Christian Müller.
Sudamericana

DIVULGACIÓN CIENTÍFICA

Jurado: Agustín Courtoisie, Richard Fariña y Ruperto Long.
El color, la realidad y nosotros de Dardo Bardier.
Editorial Fin de Siglo

DEPORTE

Jurado: Rómulo Martínez, Sergio Gorzy y Ana Inés Martínez.
Maestro. El Legado de Tabárez de Luis Eduardo Inzaurralde – Jorge Señorans.
Ediciones B.

REVELACIÓN

Mary Núñez

TRAYECTORIA

Hugo Burel

La historia de los Bartolomé Hidalgo

El Premio Bartolomé Hidalgo, creado y organizado por la Cámara Uruguaya del Libro (CUL) desde 1988, fue entregado por primera vez en el Festival del Libro Nacional de ese año. En sus orígenes fue concebido como un premio otorgado por quienes promovían la literatura uruguaya, en particular por quienes ejercían la crítica literaria en el país y la difusión del libro uruguayo en todos sus ámbitos, desde los académicos hasta los periodísticos.

Sobre la base de tal concepción, en su mecanismo inicial se establecieron dos niveles de consulta que aseguraban la más amplia participación posible y el rigor que la selección final imponía. En primera instancia, la Cámara Uruguaya del Libro solicitaba la colaboración de todos los promotores culturales que destacadamente actuaban en aquel momento en los diversos medios académicos, docentes y de difusión de libros uruguayos.

Dichos comunicadores culturales seleccionaban los títulos preferidos en cada género. Los libros más votados accedían a una serie final. En una segunda instancia, las obras seleccionadas eran consideradas por tribunales integrados por reconocidos especialistas. Este jurado, también elegido en forma democrática por los promotores culturales, tenía la responsabilidad final de elegir los títulos premiados.

Con esta modalidad, el premio se entregó durante siete años consecutivos en el Festival del Libro Nacional, evento que se organizó por última vez en 1994. En los años 1995 y 1996, el Bartolomé Hidalgo se concedió dentro del marco de actividades de la Feria Internacional del Libro de Montevideo, también organizada por la Cámara. En 1997, el directorio de la CUL, a través de la comisión organizadora del premio, decide —por diversos motivos— suspender la entrega del Bartolomé hasta nuevo aviso.

En 2001 y debido al notorio vacío que se generó en torno al tema, la Cámara Uruguaya del Libro resolvió lanzar una nueva versión renovada del Premio Bartolomé Hidalgo. Se crea el Premio Revelación para distinguir a los nuevos autores que manifiestan cualidades destacadas, así como el Premio Trayectoria que se destina a los escritores uruguayos de excepcional reconocimiento. Durante el período que va entre los años 2001 y 2005, el directorio de la Cámara Uruguaya del Libro, con el apoyo de sus asociados, toma a su cargo las determinaciones de los libros y personalidades a premiar.

Es en este período que el Bartolomé Hidalgo se consolida como un galardón que se entrega públicamente durante el transcurso de la Feria Internacional del Libro, siendo uno de sus principales atractivos. En el año 2006, el Premio Bartolomé Hidalgo toma el formato definitivo que perdura hasta el día de hoy, que consiste en el nombramiento —por parte del directorio de la CUL— de tres jurados de incuestionable solvencia por cada género a tratar, quienes eligen primero una terna final y posteriormente los ganadores de cada categoría como mejores libros uruguayos del período.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.