La Gran Muñeca en otro buen año, Yambo Kenia está muy fuerte y sueña con el tricampeonato. La Margarita no logró seducir a la plateaLos Muchachos están salvajes

0 149

Llegó con apenas ocho escenarios previos a su debut en el concurso y eso seguramente conspiró para presentar un espectáculo con el rodaje suficiente como para una buena función.

En un año que viene «flojito» de medios en general este conjunto no es la excepción y no logró cautivar al público con su propuesta.

La presencia de Claudio Rojo no alcanzó para que el libreto tuviera un rendimiento acorde a pesar del enorme esfuerzo del cupletero por intentar sacarle todo el «jugo» posible a lo que estaba planteado.

Un correcto vestuario, escenografía acorde a lo que se presentaba y un trabajo de luces que rindió en buena forma.

Poco para una murga con un historial interesante pero, deberá replantearse el camino si pretende volver a esos puestos de definición que, supo ostentar.

Yambo Kenia

La Bicampeona se presentaba en el Ramón Collazo luego de pasar horas de nerviosismo pues su director (Carlos Larraura) sufrió una caída importante en la prueba de sonido de la noche anterior y la misma se vio frustrada. Por fortuna fue solo un susto pues el líder de esta agrupación tendrá que convivir con un dolor fuerte en el hombro por algunos días pero, no más que eso.

La comparsa del Buceo nos presenta «Pioneras» un recorrido histórico donde homenajea a las mujeres afrodescendientes destacadas del siglo 20.

Un texto notablemente concebido donde se cuentan detalles de las mujeres elegidas y se las presenta en el escenario, todo en clave de candombe.

El vestuario es de los más impactantes que se vieron en la temporada que está en curso, cambios permanentes ajustándose al texto y a la época en que se planteaba cada historia.

Un cuerpo de baile que, participa mucho en todo el show y lo hace con una ductilidad imponente, se fusionan bailes pero el candombe está presente siempre.

La puesta en escena es de una precisión admirable, todo está medido, todo tiene que ver con todo y el plantel es generoso a la hora de las marcaciones.

La músico y los solistas rayan a gran altura teniendo especial participación Eduardo da Luz en su triple tarea de director del coro, solista y actor principal.

En pocas palabras un gran espectáculo que está al nivel de un título que busca marcar historia nuevamente.

Los Muchachos

Tenían el desafío de suplir la falta de su figura en carnavales anteriores y lo hicieron de gran forma.

Si bien la presencia de Gastón González fue el eje del espectáculo todos los componentes tuvieron un protagonismo importante a la hora de actuar, cantar y bailar.

«Salvaje» presenta dos parodias donde la risa no falta nunca, «300» nos cuenta la leyenda de Leónidas y su ejército espartano defendiendo su reino en las Termopilas y enfrentando al Rey Persa Jerjes.

Las situaciones de humor se sucedían una tras otra y el público disfrutaba a pleno con cada ocurrencia.

La segunda parodia (La Sociedad de la nieve) está muy bien parodiada manteniendo la historia original pero, buscando quiebres humorísticos en los lugares justos.

El rendimiento vocal es impecable a lo largo del espectáculo y el coro estuvo muy firme cuando fue convocado.

Buen vestuario, escenografía altamente funcional y un entorno lumínico que apoyó en todo momento lo que se representaba.

En resumen un buen año de este conjunto que quiere llegar a la definición con chances de volver a pelear por un lugar importante en la tabla.

La Gran Muñeca

Es de las murgas que más se esperan en el Teatro de Verano pues los últimos carnavales de este título fueron de un gran nivel.

Esta temporada no es la excepción ya que los liderados por Eduardo Mega se presentaron con una estética impresionante, cambios de vestuarios permanentes, gran escenografía y una ambientación lumínica que aporta mucho al espectáculo.

La fórmula es conocida y eso le juega un poco en contra ya que la sorpresa no se consigue pues sigue al pie de la letrea el esquema que adoptó hace algunos años.

Un coro que tiene grandes cantores y lo demuestran por momentos aunque, pensamos que en esta oportunidad no tuvieron su mejor noche.

La parte central del espectáculo cuenta con tres bloques diferenciados que buscan el humor y se consigue en reiteradas oportunidades a pesar que el libreto cuenta con algunos altibajos.

Como todos los años el editorial de la murga es muy discutible pero respetable y aunque es reiterada en los conceptos esto no le quita validez.

En resumen, una murga que va por el campeonato debe rendir mucho más si pretende estar entre las favoritas para llevarse la copa.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.