#Opinión“Los jóvenes y la salud mental en un mundo de transformación”

0 124

Este año se ha hecho énfasis en un tema importante, para conmemorar el día de la Salud Mental, pensar en ellos, pensar en los jóvenes.

La Organización Mundial de la Salud, sostiene que la mitad de las enfermedades mentales comienzan antes de los 14 años, y son los jóvenes el sector más vulnerable. Es lamentable confirmarlo con cifras muy complejas y dolorosas, como por ejemplo que el suicidio es la segunda causa de muerte en los adolescentes entre los 15 y 29 años.

Nadie puede negar que en la adolescencia y los primeros años de la edad adulta se producen cambios que pueden de cierta manera generar estados de estrés o aprensión, cambios de centro escolar, y de estudios, ingresos al ámbito laboral, frustraciones e incertidumbres que muchas veces no se detectan ni controlan a tiempo.

El uso cada vez más amplio de las tecnologías en línea, que, si bien aportan grandes beneficios en materia de la comunicación, también genera tensiones con exposiciones permanentes durante todo el día y las noches, que afectan muchas veces las relaciones interpersonales por ese estado de información permanente, que en ocasiones no son manejados de la mejor manera frente a situaciones de crisis emocional.

Si vamos a la escala mundial, podemos decir que aproximadamente el 20% de los niños y adolescentes del mundo tienen trastornos o problemas mentales, muchos de esos trastornos pueden estar ligados al consumo problemático de sustancias, buscar caminos para el uso adecuado y responsables de las mismas debe estar en las agendas de nuestros gobiernos.

Las guerras, las catástrofes afectan el bien estar de la gente, son las situaciones que más resultados dejan de trastornos mentales en las sociedades, si uno se pone a pensar seriamente todas serian evitables por la propia humanidad.

El suicidio genera pérdidas humanas en el mundo al mismo nivel que una catástrofe o guerra, siendo 800.000 personas por año las que mueren a causa de este problema en el mundo. A esto debemos agregar que casi el 75% de esos suicidios ocurren en países de ingresos bajos y medios.

Las transformaciones que se viven en el mundo tienen un correlato también para las poblaciones más vulnerables en relación a la salud Mental y en particular para los jóvenes. Muchos de ellos sufren estigmatización y discriminación, que les limita acceder en forma natural a los servicios de atención.

En nuestro país hace poco tiempo se tomó un rumbo importante en materia de la salud mental, presentando una nueva ley que finalizara con el concepto manicomiano, y si bien mucho nos queda por andar, con este tipo de acciones el camino se comienza a marcar

La prevención comienza entre nosotros mismos, en reconocer los signos y síntomas que puedan ponernos en alerta a los padres, profesores, amigos, familia, entre otros.

Debemos Invertir en políticas públicas, en campañas de prevención, y en aceptar que las situaciones de exposición son mayores en niñas, niños y adolescentes, y que en ellos debemos colocar nuestros esfuerzos ya que la promoción y protección de su salud no nos puede hipotecar más el futuro.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.