Los esfuerzos de varios países por encontrar una cura para el coronavirus

Hay dos fármacos que podrían curar a enfermos más graves y aliviar a quienes presenten síntomas leves.

0 860

La pandemia del nuevo coronavirus, que provoca la enfermedad Covid-19, ha causado una crisis global con pocos precedentes equiparables. Así, gobiernos del mundo y la comunidad científica se han visto envueltos en una carrera para encontrar la vacuna contra el virus. Entre todos los fármacos de interés hay dos que están cobrando especial atención: uno es un medicamento genérico ya aprobado contra la malaria y el otro es un tratamiento experimental que se diseñó para combatir el ébola pero no llegó a tiempo de hacerlo. La nueva pandemia puede dar una segunda oportunidad a estos compuestos.

Salvador Illa, ministro de Sanidad de España, anunció que varios hospitales de su país van a comenzar dos ensayos clínicos con pacientes para demostrar la efectividad del remdesivir, un compuesto desarrollado por la farmacéutica estadounidense Gilead para tratar el ébola y que aún está en fase experimental. Algunos centros hospitalarios ya se encuentran reclutando pacientes para pruebas.

La propia compañía fabricante está haciendo ensayos clínicos en humanos, mientras que espera los primeros resultados para finales de abril. China realiza también dos grandes ensayos con este mismo antiviral comparando sus efectos en pacientes graves y moderados.

Actualmente, los esfuerzos de los Estados afectados se centran en encontrar un fármaco que pueda no sólo curar a los casos más graves, sino también tratar a los más leves e intentar reducir la capacidad de transmisión del virus. En este último objetivo es donde puede jugar un papel importante la hidroxicloroquina, basada en un fármaco que se usa contra la malaria desde hace décadas y que es relativamente barato. 

La hidroxicloroquina tiene un doble efecto: por un lado, es un antiviral que podría combatir directamente al coronavirus. Por otro, tiene efectos antiinflamatorios, lo que podría mejorar los síntomas de los enfermos con peor pronóstico. 

Estados Unidos

Por su parte, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, declaró el jueves que ambos fármacos están probados como eficaces; sin embargo, esto fue desmentido por la Food and Drug Administration (FDA), el organismo encargado de regular los medicamentos en el país norteamericano. Según informó la cadena Bloomberg, la FDA indicó que, al igual que en cualquier otro caso, estas drogas deberán demostrar que son seguras y efectivas en ensayos clínicos y que por ahora no hay pruebas de que funcionen.

Actualmente, las pruebas del fármaco se encuentran en la fase III, la última antes de ser aprobado, en la que participarán unos 1.500 voluntarios, a los que se dividirá en dos grupos. Un grupo recibirá el derivado de la cloroquina y otro un placebo para comprobar si el fármaco es efectivo.

Según informó El País de Madrid, la idea sería dar remdesivir a los pacientes más graves y cloroquina de forma preventiva a los más leves o incluso a los contagios sospechosos no confirmados con prueba. En este aspecto se espera que la cloroquina sea capaz de detener el avance silencioso del coronavirus gracias a pacientes asintomáticos y evitar así nuevas explosiones de contagios. 

Rusia

En Rusia, por otro lado, se encuentran desarrollando una vacuna a cargo de la Agencia Federal Médico-Biológica (FMBA, por sus siglas en ruso) y que podría estar lista dentro de 11 meses, comunicó la directora del organismo, Veronika Skvortsova, a la agencia local Sputnik.

«Las investigaciones preclínicas se prolongarán durante seis meses y la primera fase de las investigaciones clínicas, cinco meses, y de esta manera obtendríamos la vacuna dentro de 11 meses», dijo Skvortsova.

La oficina también destacó que los trabajos para confirmar la eficacia de la vacuna avanzarán más rápido gracias a la existencia de la cepa del coronavirus porque se podrá comprobar la eficacia del prototipo en un modelo in vitro.

Asimismo, se indicó que se está preparando “una plataforma estatal para su producción que se realizará bajo la supervisión del Centro Clínico y Científico Federal de la Medicina Física y Química de la FMBA de Rusia».

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.